Segunda vez que me paso por el blog este mes para reseñar un cómic, o novela gráfica. Y estoy tan feliz que podría hasta cantar… qué coño… voy hacerlo, NA NA NA NA NA BATMAAAN, NA NA NA NA NA BATMANNN. Y es que sí queridos reserveros, Batman vuelve a pasarse este mes (anda, ¡como yo!),  por el blog de Reserva de Maná tras la excelente reseña que mi compañero David Valero nos trajo a primeros de mes. En esta ocasión os traigo un pedazo de cómic, perdón novela gráfica, que adelantándome a las conclusiones finales voy a decir que este 'Batman y Robin Eternos' es uno de los cómics indispensables en vuestra colección.
¿Y qué tiene de especial este 'Batman y Robin Eternos'? Pues que la primera parte de este “dúo dinámico”, preparaos para oír todos los apodos conocidos de esta pareja desde que soy lector de cómics, se encuentra ausente. Bueno ausente, ausente del todo no lo está, pero casi. Bruce Wayne esta desmemorializado, es decir, no recuerda nada de su alter ego Batman. Esto como podréis comprobar provoca un caos en “Ciudad Gótica” donde los malhechores campan a sus anchas y una marea de nuevos y pipiolos héroes intenta contener como pueden la ola de crímenes que asola Gotham, desde que el caballero de la noche decidió tomarse unas amnésicas vacaciones. Así es como nos darán a conocer a Spoiler, Cass, Bluebird o un grupo de alegres justicieros que se hacen llamar “Los Robins”. Y entre tanta criminalidad que asola la ciudad, un nuevo enemigo emerge de entre las sombras con un plan que no solo atañe a Gotham sino a  todo el mundo. Para detener esta amenaza no quedará más remedio que todos los “ex-chicos maravilla” trabajen en equipo para detener el tremendo plan criminal de Madre y Craen. Dick Grayson tendrá que tomarse un descanso de su trabajo en Spyral y trabajar codo con codo con Capucha Roja, Red Robin y Damian Wayne, el actual Robin, para detener un maléfico plan en el que parece que todo el mundo está “en el ajo”, incluido nuestro amado caballero oscuro. Todo un genial thriller cuyas líneas maestras han sido marcadas por un Scott Snyder totalmente desatado y un James Tynion IV en un claro momento de iluminación divina. Pero si sólo dijéramos esos nombres estaríamos dejando en la sombra a otros genios como Steve Orlando o Tom King que van hilvanando todo el esqueleto de esta genial historia de acción con geniales diálogos y momentos ultra épicos. 
Además, y para terminar este apartado, hay que apuntar que 'Batman y Robin Eternos' goza de un ritmo asombroso casi, y perdonad que use términos que beben de otros medios audiovisuales, televisivo. No es que cada capítulo termine con un cliffhanger del tamaño de una montaña, que lo hace, si no que recuerda mucho al cine de acción de cineastas como Nolan en el que toda la obra es un gigantesco tercer acto lleno de acción desde el minuto uno y prescinden de largas presentaciones o valles en la trama.
En la parte visual tenemos un trabajo a la altura del guión. Aunque tenemos varios artistas dibujando esta enorme aventura, Paul Pelletier o Scott Eaton por nombrar algunos,  todos se esfuerzan por mantener el mismo estilo durante todas las páginas para que todo la obra se muestre lo más homogénea y cohesionada posible y que un artista renuncie a su estilo en pos de la identidad propia de la obra es de agradecer. A todo esto ayuda, y mucho, el enorme trabajo de todo el equipo de entintado y coloreado del cómic, pues logra en todo momento transmitir el ambiente que pide el argumento.

Como ya adelanté al principio 'Batman y Robin Eternos' es una obra que no puede faltar en vuestra estantería, y esta vez no hace falta que seáis fans del justiciero de la capa y los repelentes de tiburones, SPOILER: Aquí salen, ya que todo el protagonismo recae en la alianza de sus ex sidekicks, y nuestro querido hombre murciélago sale más bien poco. Lo dicho, que te lo compres que es seguramente el cómic que más vas a disfrutar este verano, y encima con una pedazo edición que nos brinda ECC, tomo en cartoné (integral omnibus), que contiene los números 1 al 26 USA, 592 páginas a todo color que puedes adquirir aquí.

Reseña: Batman y Robin Eternos Integral (VVAA)

Segunda vez que me paso por el blog este mes para reseñar un cómic, o novela gráfica. Y estoy tan feliz que podría hasta cantar… qué coño… voy hacerlo, NA NA NA NA NA BATMAAAN, NA NA NA NA NA BATMANNN. Y es que sí queridos reserveros, Batman vuelve a pasarse este mes (anda, ¡como yo!),  por el blog de Reserva de Maná tras la excelente reseña que mi compañero David Valero nos trajo a primeros de mes. En esta ocasión os traigo un pedazo de cómic, perdón novela gráfica, que adelantándome a las conclusiones finales voy a decir que este 'Batman y Robin Eternos' es uno de los cómics indispensables en vuestra colección.
¿Y qué tiene de especial este 'Batman y Robin Eternos'? Pues que la primera parte de este “dúo dinámico”, preparaos para oír todos los apodos conocidos de esta pareja desde que soy lector de cómics, se encuentra ausente. Bueno ausente, ausente del todo no lo está, pero casi. Bruce Wayne esta desmemorializado, es decir, no recuerda nada de su alter ego Batman. Esto como podréis comprobar provoca un caos en “Ciudad Gótica” donde los malhechores campan a sus anchas y una marea de nuevos y pipiolos héroes intenta contener como pueden la ola de crímenes que asola Gotham, desde que el caballero de la noche decidió tomarse unas amnésicas vacaciones. Así es como nos darán a conocer a Spoiler, Cass, Bluebird o un grupo de alegres justicieros que se hacen llamar “Los Robins”. Y entre tanta criminalidad que asola la ciudad, un nuevo enemigo emerge de entre las sombras con un plan que no solo atañe a Gotham sino a  todo el mundo. Para detener esta amenaza no quedará más remedio que todos los “ex-chicos maravilla” trabajen en equipo para detener el tremendo plan criminal de Madre y Craen. Dick Grayson tendrá que tomarse un descanso de su trabajo en Spyral y trabajar codo con codo con Capucha Roja, Red Robin y Damian Wayne, el actual Robin, para detener un maléfico plan en el que parece que todo el mundo está “en el ajo”, incluido nuestro amado caballero oscuro. Todo un genial thriller cuyas líneas maestras han sido marcadas por un Scott Snyder totalmente desatado y un James Tynion IV en un claro momento de iluminación divina. Pero si sólo dijéramos esos nombres estaríamos dejando en la sombra a otros genios como Steve Orlando o Tom King que van hilvanando todo el esqueleto de esta genial historia de acción con geniales diálogos y momentos ultra épicos. 
Además, y para terminar este apartado, hay que apuntar que 'Batman y Robin Eternos' goza de un ritmo asombroso casi, y perdonad que use términos que beben de otros medios audiovisuales, televisivo. No es que cada capítulo termine con un cliffhanger del tamaño de una montaña, que lo hace, si no que recuerda mucho al cine de acción de cineastas como Nolan en el que toda la obra es un gigantesco tercer acto lleno de acción desde el minuto uno y prescinden de largas presentaciones o valles en la trama.
En la parte visual tenemos un trabajo a la altura del guión. Aunque tenemos varios artistas dibujando esta enorme aventura, Paul Pelletier o Scott Eaton por nombrar algunos,  todos se esfuerzan por mantener el mismo estilo durante todas las páginas para que todo la obra se muestre lo más homogénea y cohesionada posible y que un artista renuncie a su estilo en pos de la identidad propia de la obra es de agradecer. A todo esto ayuda, y mucho, el enorme trabajo de todo el equipo de entintado y coloreado del cómic, pues logra en todo momento transmitir el ambiente que pide el argumento.

Como ya adelanté al principio 'Batman y Robin Eternos' es una obra que no puede faltar en vuestra estantería, y esta vez no hace falta que seáis fans del justiciero de la capa y los repelentes de tiburones, SPOILER: Aquí salen, ya que todo el protagonismo recae en la alianza de sus ex sidekicks, y nuestro querido hombre murciélago sale más bien poco. Lo dicho, que te lo compres que es seguramente el cómic que más vas a disfrutar este verano, y encima con una pedazo edición que nos brinda ECC, tomo en cartoné (integral omnibus), que contiene los números 1 al 26 USA, 592 páginas a todo color que puedes adquirir aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario