Podcast de videojuegos donde el mejor anime, cine, series y cómics también tendrán su espacio. Escúchanos cada semana y apóyanos haciéndote fan en ivoox.

 


¿Quién iba a decir hace décadas cuando todo el fenómeno del fandom de Star Wars echaba a andar que hoy día estaría tan normalizado tener cómics centrados en villanos o el Imperio y dejando de lado a los grandes personajes de la franquicia? Por suerte el cómic que hoy nos atañe Caza Tie, es una muestra perfecta de lo versátil que ha sido este universo.

Y es que este tebeo tiene todos los elementos que hace años lo harían atípico: se centra en un escuadrón imperial de pilotos de caza que luchan por el Imperio, se nos muestra a la rebelión como los antagonistas de la trama y además no recurre a ningún personaje conocido por el gran público como reclamo. Y a pesar de todo eso, Caza Tie es una lectura fresca que aporta algo distinto dentro del universo Star Wars.

La historia, que ha sido escrita por Jody Houser (autora que ya nos ha traído los cómics de Rogue One, Poe Dameron o  Thrawn entre otros),  nos sitúa tras la batalla de Hoth, donde como recordaremos en lo sucedido al comienzo del Imperio Contraataca, la Alianza Rebelde sufrió un duro revés quedando reducida a una huida a la desesperada del planeta helado tras el asedio imperial. Pero Palpatine quiere preparar el golpe de gracia y es por ello que las fuerzas de su Imperio Galáctico deben estar más aunadas que nunca.

Los protagonistas de esta trama son los integrantes del escuadrón de cazas TIE del Ala Sombra, una élite dentro de las fuerzas imperiales expertos en incursiones, escamaruzas aéreas y peleas contra naves rebeldes. Capitaneados por el comandante Teso Broosh, los cuatro miembros restantes son muy distintos entre sí y en el cómic se nos muestra claramente las motivaciones, inquietudes y los anhelos de cada uno. Tenemos a una pareja sentimental en Ganem y Zin, quienes deben sortear miradas de desaprobación para mantener un amor que se antoja complicado; la teniente Jeela Brebtin, una excelsa tiradora fría y meticulosa; y el teniente Lyttan Oree, a quien podemos ver también en la historia de Han Solo: Cadete Espacial.

Algunos pensarán que con la humanización de esos pilotos y troopers que hemos visto morir tantas veces “a granel”, se pueda estar edulcorando la tiranía imperial, y aunque pueda haber parte de razón en esa queja, un servidor cree que Star Wars hace tiempo que dio un par de pasos hacia adelante. Lejos de encorsetarse en los estereotipos dictados por George Lucas, la franquicia ha querido adaptarse a los tiempos actuales y sobre todo tratar de sacar partido a historias y enfoques nuevos, funcionando esto unas veces mejor que otras todo sea dicho.

Houser ha montado a lo largo de cinco grapas una historia que recurre tal vez en exceso a los saltos temporales y espaciales para situarnos en los acontecimientos, lo que por un lado ayuda a contextualizar a los personajes permitiendo desarrollar mejor a algunos de ellos como el propio Teso que se destapa como una interesantísima aproximación a lo que podría ser un comandante de cazas imperiales. Pero la corta duración de la trama y el desconocimiento sobre los protagonistas que puede tener el gran público, impide llegar a empatizar con ellos cuando alguno sufre algún destino funesto en las páginas de este recopilatorio. No nos encontramos ante una historia de peso y esto es quizás el principal hándicap pero sí que se sientan las bases para recurrir a más aventuras futuras del escuadrón Ala Sombra.

Para el arte del cómic se ha recurrido a dibujantes como Antônio, Dowling, Cassara, Borges, Guara y Juan Gedeon y a artistas de la talla de Arif Prianto entre otros para el color. He echado en falta algo más de punch en las escenas de batallas aéreas aunque, tal vez condicionado por tratarse de un cómic donde las escaramuzas de cazas entre imperiales y rebeldes estaban aseguradas de antemano. No obstante, a pesar de la pléyade de ilustradores, el dibujo guarda una gran consistencia y no se resiente en exceso aunque en según qué páginas dentro de una misma grapa haya saltos evidentes entre los lápices de uno y otro.

Caza Tie es una historia distinta, alejada de lo tradicional en Star Wars y por eso puede gustar a aquellos que quieran darles un respiro a los personajes de siempre y bucear sobre las posibilidades que ofrece este fantástico universo. Este tomo de tapa dura que nos llega de la mano de Planeta Cómic es la excusa perfecta para ampliar nuestra colección sobre esa galaxia tan lejana.




Reseña: Star Wars Caza TIE (Tomo recopilatorio)

 


¿Quién iba a decir hace décadas cuando todo el fenómeno del fandom de Star Wars echaba a andar que hoy día estaría tan normalizado tener cómics centrados en villanos o el Imperio y dejando de lado a los grandes personajes de la franquicia? Por suerte el cómic que hoy nos atañe Caza Tie, es una muestra perfecta de lo versátil que ha sido este universo.

Y es que este tebeo tiene todos los elementos que hace años lo harían atípico: se centra en un escuadrón imperial de pilotos de caza que luchan por el Imperio, se nos muestra a la rebelión como los antagonistas de la trama y además no recurre a ningún personaje conocido por el gran público como reclamo. Y a pesar de todo eso, Caza Tie es una lectura fresca que aporta algo distinto dentro del universo Star Wars.

La historia, que ha sido escrita por Jody Houser (autora que ya nos ha traído los cómics de Rogue One, Poe Dameron o  Thrawn entre otros),  nos sitúa tras la batalla de Hoth, donde como recordaremos en lo sucedido al comienzo del Imperio Contraataca, la Alianza Rebelde sufrió un duro revés quedando reducida a una huida a la desesperada del planeta helado tras el asedio imperial. Pero Palpatine quiere preparar el golpe de gracia y es por ello que las fuerzas de su Imperio Galáctico deben estar más aunadas que nunca.

Los protagonistas de esta trama son los integrantes del escuadrón de cazas TIE del Ala Sombra, una élite dentro de las fuerzas imperiales expertos en incursiones, escamaruzas aéreas y peleas contra naves rebeldes. Capitaneados por el comandante Teso Broosh, los cuatro miembros restantes son muy distintos entre sí y en el cómic se nos muestra claramente las motivaciones, inquietudes y los anhelos de cada uno. Tenemos a una pareja sentimental en Ganem y Zin, quienes deben sortear miradas de desaprobación para mantener un amor que se antoja complicado; la teniente Jeela Brebtin, una excelsa tiradora fría y meticulosa; y el teniente Lyttan Oree, a quien podemos ver también en la historia de Han Solo: Cadete Espacial.

Algunos pensarán que con la humanización de esos pilotos y troopers que hemos visto morir tantas veces “a granel”, se pueda estar edulcorando la tiranía imperial, y aunque pueda haber parte de razón en esa queja, un servidor cree que Star Wars hace tiempo que dio un par de pasos hacia adelante. Lejos de encorsetarse en los estereotipos dictados por George Lucas, la franquicia ha querido adaptarse a los tiempos actuales y sobre todo tratar de sacar partido a historias y enfoques nuevos, funcionando esto unas veces mejor que otras todo sea dicho.

Houser ha montado a lo largo de cinco grapas una historia que recurre tal vez en exceso a los saltos temporales y espaciales para situarnos en los acontecimientos, lo que por un lado ayuda a contextualizar a los personajes permitiendo desarrollar mejor a algunos de ellos como el propio Teso que se destapa como una interesantísima aproximación a lo que podría ser un comandante de cazas imperiales. Pero la corta duración de la trama y el desconocimiento sobre los protagonistas que puede tener el gran público, impide llegar a empatizar con ellos cuando alguno sufre algún destino funesto en las páginas de este recopilatorio. No nos encontramos ante una historia de peso y esto es quizás el principal hándicap pero sí que se sientan las bases para recurrir a más aventuras futuras del escuadrón Ala Sombra.

Para el arte del cómic se ha recurrido a dibujantes como Antônio, Dowling, Cassara, Borges, Guara y Juan Gedeon y a artistas de la talla de Arif Prianto entre otros para el color. He echado en falta algo más de punch en las escenas de batallas aéreas aunque, tal vez condicionado por tratarse de un cómic donde las escaramuzas de cazas entre imperiales y rebeldes estaban aseguradas de antemano. No obstante, a pesar de la pléyade de ilustradores, el dibujo guarda una gran consistencia y no se resiente en exceso aunque en según qué páginas dentro de una misma grapa haya saltos evidentes entre los lápices de uno y otro.

Caza Tie es una historia distinta, alejada de lo tradicional en Star Wars y por eso puede gustar a aquellos que quieran darles un respiro a los personajes de siempre y bucear sobre las posibilidades que ofrece este fantástico universo. Este tomo de tapa dura que nos llega de la mano de Planeta Cómic es la excusa perfecta para ampliar nuestra colección sobre esa galaxia tan lejana.




No hay comentarios:

Publicar un comentario