Podcast de videojuegos donde el mejor anime, cine, series y cómics también tendrán su espacio. Escúchanos cada semana y apóyanos haciéndote fan en ivoox.

Estamos en un momento muy dulce para el tebeo independiente. Editoriales como Image llevan varios años publicando una ingente cantidad de títulos que en el peor de los casos son enormemente disfrutables, y pudiendo presumir además de una cantidad y variedad envidiable. Y de esta excelente racha, nos llega The Weather Man, que sin duda cumple con las expectativas del que aquí os escribe y en muchos casos las supera. 


Nathan Bright es una estrella de la televisión. Es el hombre del tiempo más querido de todo Marte. Es gracioso, su entusiasmo es contagioso, y todo el mundo se ríe con él. Marte le adora. Nathan Bright también es un absoluto desastre de persona. Informal, infantil e incapaz de mantener una relación estable. Durante las primeras páginas se nos introduce a este protagonista en una secuencia que casi parece un slice of life ambientado en el planeta rojo. Pero la vida de Bright como personalidad televisiva tiene los días contados, ya que más pronto que tarde en la historia se revela que no es quien cree ser, y que la persona que es en realidad carga sobre sus hombros con el atentado terrorista más grande cometido jamás. Uno del que no se nos da mucho detalle, pero baste decir que debido al mismo, la humanidad ya no habita la Tierra. Pero él no se acuerda de absolutamente nada. Poca broma.


Y bajo esta premisa, Jody LeHeup nos plantea un primer número donde las huidas, los giros y las locuras distópicas francamente jodidas que refieren de forma nada sutil a clásicos como Desafío Total se suceden a una velocidad de vértigo sin apenas tiempo para respirar entre el desenlace de una desventura y el comienzo de la siguiente. El ritmo es endiablado y para remarcar aún más esta sensación tenemos el vibrante, dinámico y elástico dibujo de Nathan Fox, dotando a las páginas de un tremendo dinamismo. Es un estilo de dibujo que a veces da la sensación de estar simplemente esbozado con muchas líneas que se superponen, pero que le va como anillo al dedo a esta historia que combina momentos de crueldad extrema (personas sensibles a las muertes de animales, absteneos) con humor realmente tonto y bastante violencia gratuíta. Acompaña además el color de Dave Stuart que le da a esta locura un toque pop que ayuda a aligerar un poco el tono para dejarlo en un punto muy justo y muy apropiado.


Así pues, Norma nos trae en este tomo de 200 páginas los primeros 6 números con sus portadas, en una edición bastante cuidada con tapa blanda, papel de buen gramaje y a un precio más que razonable, por lo que si os gustan los thrillers de ciencia ficción, The Weather Man es una más que aconsejable parada, que se lee de una sentada y termina con un cliffhanger que nos deja deseando leer el próximo tomo, que tiene la difícil papeleta de estar a la altura de este estupendo arranque.




Reseña: The Weather Man (Leheup, Fox y Dave Stewart)

Estamos en un momento muy dulce para el tebeo independiente. Editoriales como Image llevan varios años publicando una ingente cantidad de títulos que en el peor de los casos son enormemente disfrutables, y pudiendo presumir además de una cantidad y variedad envidiable. Y de esta excelente racha, nos llega The Weather Man, que sin duda cumple con las expectativas del que aquí os escribe y en muchos casos las supera. 


Nathan Bright es una estrella de la televisión. Es el hombre del tiempo más querido de todo Marte. Es gracioso, su entusiasmo es contagioso, y todo el mundo se ríe con él. Marte le adora. Nathan Bright también es un absoluto desastre de persona. Informal, infantil e incapaz de mantener una relación estable. Durante las primeras páginas se nos introduce a este protagonista en una secuencia que casi parece un slice of life ambientado en el planeta rojo. Pero la vida de Bright como personalidad televisiva tiene los días contados, ya que más pronto que tarde en la historia se revela que no es quien cree ser, y que la persona que es en realidad carga sobre sus hombros con el atentado terrorista más grande cometido jamás. Uno del que no se nos da mucho detalle, pero baste decir que debido al mismo, la humanidad ya no habita la Tierra. Pero él no se acuerda de absolutamente nada. Poca broma.


Y bajo esta premisa, Jody LeHeup nos plantea un primer número donde las huidas, los giros y las locuras distópicas francamente jodidas que refieren de forma nada sutil a clásicos como Desafío Total se suceden a una velocidad de vértigo sin apenas tiempo para respirar entre el desenlace de una desventura y el comienzo de la siguiente. El ritmo es endiablado y para remarcar aún más esta sensación tenemos el vibrante, dinámico y elástico dibujo de Nathan Fox, dotando a las páginas de un tremendo dinamismo. Es un estilo de dibujo que a veces da la sensación de estar simplemente esbozado con muchas líneas que se superponen, pero que le va como anillo al dedo a esta historia que combina momentos de crueldad extrema (personas sensibles a las muertes de animales, absteneos) con humor realmente tonto y bastante violencia gratuíta. Acompaña además el color de Dave Stuart que le da a esta locura un toque pop que ayuda a aligerar un poco el tono para dejarlo en un punto muy justo y muy apropiado.


Así pues, Norma nos trae en este tomo de 200 páginas los primeros 6 números con sus portadas, en una edición bastante cuidada con tapa blanda, papel de buen gramaje y a un precio más que razonable, por lo que si os gustan los thrillers de ciencia ficción, The Weather Man es una más que aconsejable parada, que se lee de una sentada y termina con un cliffhanger que nos deja deseando leer el próximo tomo, que tiene la difícil papeleta de estar a la altura de este estupendo arranque.




No hay comentarios:

Publicar un comentario