Podcast de videojuegos donde el mejor anime, cine, series y cómics también tendrán su espacio. Escúchanos cada semana y apóyanos haciéndote fan en ivoox.
Debo decir, antes de empezar a comentaros qué me ha parecido esta adaptación, que yo no puedo valorarla como tal, ya que no he leído la novela, y no he visto (entera) la peli de David Lynch. En definitiva, no soy un gran fan de Dune, ni tan siquiera un fan pequeñito, soy un completo desconocedor de la obra de Frank Herbert, y esta me parecía una buena primera toma de contacto de cara a la película de Denis Villeneuve, a la cual le tengo muchas ganas.  

Este primer libro de Dune: La novela gráfica, nos cuenta la historia de la casa Atreides, cuyos miembros más destacados son Paul, el protagonista, y sus padres, el Duque Leto y Jessica, que abandonan Caladan para viajar hasta Arrakis, un salvaje y desértico planeta plagado de peligros que tendrán que asumir como nuevo hogar, anteriormente gobernado por los Harkonnen, que traman un elaborado plan para acabar con los Atreides y seguir gobernando Arrakis, planeta pobre en agua pero rico en “la especia”, que un servidor sabe lo que es porque se ha informado, pero que en este cómic no lo explican (aún), más allá de dejar claro que es uno de los bienes más preciados del universo, y que prácticamente todo lleva especia, sin ir más lejos la cerveza. Esta especia se obtiene de las arenas del desierto, y requiere de grandes máquinas para extraerla, tarea que no será nada fácil teniendo en cuenta que las arenas están plagadas de unos gusanos gigantescos capaces de engullir estas máquinas de un bocado. Pero este no será el único peligro que espera a los Atreides en Arrakis, ya que la traición vuela bajo en esta historia, los intereses son muchos por parte de las diversas facciones, y la historia pinta a ser más compleja de lo que parece.

Los responsables de esta adaptación son Brian Herbert y Kevin J. Anderson, a los cuales les acompañan con un destacado trabajo en los lápices de Raúl Allén y Patricia Martín.

No es un cómic ágil, está plagado de texto, y además este primer tomo se encarga de poner las piezas sobre la mesa indagando poco en el misticismo que se le intuye. Por desgracia tendremos que esperar a la primavera de 2022 para leer el siguiente volumen.

Este primer tomo ha sido publicado por Norma Editorial en formato cartoné, con 176 páginas a todo color, y un precio de 24,95€.



Reseña: DUNE. La novela gráfica. Libro 1 (VVAA)

Debo decir, antes de empezar a comentaros qué me ha parecido esta adaptación, que yo no puedo valorarla como tal, ya que no he leído la novela, y no he visto (entera) la peli de David Lynch. En definitiva, no soy un gran fan de Dune, ni tan siquiera un fan pequeñito, soy un completo desconocedor de la obra de Frank Herbert, y esta me parecía una buena primera toma de contacto de cara a la película de Denis Villeneuve, a la cual le tengo muchas ganas.  

Este primer libro de Dune: La novela gráfica, nos cuenta la historia de la casa Atreides, cuyos miembros más destacados son Paul, el protagonista, y sus padres, el Duque Leto y Jessica, que abandonan Caladan para viajar hasta Arrakis, un salvaje y desértico planeta plagado de peligros que tendrán que asumir como nuevo hogar, anteriormente gobernado por los Harkonnen, que traman un elaborado plan para acabar con los Atreides y seguir gobernando Arrakis, planeta pobre en agua pero rico en “la especia”, que un servidor sabe lo que es porque se ha informado, pero que en este cómic no lo explican (aún), más allá de dejar claro que es uno de los bienes más preciados del universo, y que prácticamente todo lleva especia, sin ir más lejos la cerveza. Esta especia se obtiene de las arenas del desierto, y requiere de grandes máquinas para extraerla, tarea que no será nada fácil teniendo en cuenta que las arenas están plagadas de unos gusanos gigantescos capaces de engullir estas máquinas de un bocado. Pero este no será el único peligro que espera a los Atreides en Arrakis, ya que la traición vuela bajo en esta historia, los intereses son muchos por parte de las diversas facciones, y la historia pinta a ser más compleja de lo que parece.

Los responsables de esta adaptación son Brian Herbert y Kevin J. Anderson, a los cuales les acompañan con un destacado trabajo en los lápices de Raúl Allén y Patricia Martín.

No es un cómic ágil, está plagado de texto, y además este primer tomo se encarga de poner las piezas sobre la mesa indagando poco en el misticismo que se le intuye. Por desgracia tendremos que esperar a la primavera de 2022 para leer el siguiente volumen.

Este primer tomo ha sido publicado por Norma Editorial en formato cartoné, con 176 páginas a todo color, y un precio de 24,95€.



No hay comentarios:

Publicar un comentario