Podcast de videojuegos donde el mejor anime, cine, series y cómics también tendrán su espacio. Escúchanos cada semana y apóyanos haciéndote fan en ivoox.

 


Qué poco se vieron venir en Studio MDHR, un pequeño equipo indie canadiense, que su primer trabajo, Cuphead, iba a ser el auténtico fenómeno en el que se ha convertido. De presentar uno de los indies más prometedores de un E3 a tener entre manos una licencia tremendamente valorada, un montón de merchandising asociado e incluso una serie de dibujos producida por Netflix. Así lo firman Chad y Jared Moldenhauer en la introducción de este tomo.


Y es que si algo destaca en Cuphead por encima de su ajustada jugabilidad y excelente música, es su aspecto visual, reminiscente de los dibujos animados de los años 30. Y qué mejor complemento para quien ha disfrutado del juego que este libro de arte, El Arte de Cuphead.


Llama mucho la atención de este libro que no se limita a reunir bocetos y conceptos originales en un bonito formato. Esto ya sería algo buenísimo. Y sin embargo, cuando abrimos este enorme libro, nos encontramos con un índice enormemente detallado de ocho episodios que abarcan desde la concepción y diseño de los protagonistas, Cuphead y Mugface, hermanos y amigos, hasta diseños de enemigos y localizaciones que veremos en el ansiado DLC, pasando por cada una de las islas del juego original y cada uno de los variopintos bosses que las pueblan incluyendo incluso cada uno de los cuadros de animación de algunos personajes. El trabajo de recopilación es inmenso y da un gustito casi físico ver como los bocetos a lápiz se convierten en los personajes que hemos manejado y derrotado mando en mano.


El Arte de Cuphead no es un simple libro de arte. Se trata, más bien,  de todo un códice de la obra de Studio MDHR y es poco menos que un regalo para los ojos y para nuestras manos. La tapa dura es consistente, los interiores de las tapas están trufados de detalles, cada página rebosa información, anécdotas e influencias, y es todo un regalo para estas navidades por parte de Norma editorial, que nos evita tener que recurrir a la importación, práctica habitual para este tipo de material.


EL Arte de Cuphead es material obligatorio para todo el que haya disfrutado del juego y esté ávido de saber más sobre el proceso creativo que dio lugar a uno de los indies más queridos y exitosos de esta generación. Compradlo porque merece la pena, incluso si no habéis podido probar el juego, porque seguramente acabéis comprándolo también.





Reseña: El arte de Cuphead (Eli Cymet y Tyler Moldenhauer)

 


Qué poco se vieron venir en Studio MDHR, un pequeño equipo indie canadiense, que su primer trabajo, Cuphead, iba a ser el auténtico fenómeno en el que se ha convertido. De presentar uno de los indies más prometedores de un E3 a tener entre manos una licencia tremendamente valorada, un montón de merchandising asociado e incluso una serie de dibujos producida por Netflix. Así lo firman Chad y Jared Moldenhauer en la introducción de este tomo.


Y es que si algo destaca en Cuphead por encima de su ajustada jugabilidad y excelente música, es su aspecto visual, reminiscente de los dibujos animados de los años 30. Y qué mejor complemento para quien ha disfrutado del juego que este libro de arte, El Arte de Cuphead.


Llama mucho la atención de este libro que no se limita a reunir bocetos y conceptos originales en un bonito formato. Esto ya sería algo buenísimo. Y sin embargo, cuando abrimos este enorme libro, nos encontramos con un índice enormemente detallado de ocho episodios que abarcan desde la concepción y diseño de los protagonistas, Cuphead y Mugface, hermanos y amigos, hasta diseños de enemigos y localizaciones que veremos en el ansiado DLC, pasando por cada una de las islas del juego original y cada uno de los variopintos bosses que las pueblan incluyendo incluso cada uno de los cuadros de animación de algunos personajes. El trabajo de recopilación es inmenso y da un gustito casi físico ver como los bocetos a lápiz se convierten en los personajes que hemos manejado y derrotado mando en mano.


El Arte de Cuphead no es un simple libro de arte. Se trata, más bien,  de todo un códice de la obra de Studio MDHR y es poco menos que un regalo para los ojos y para nuestras manos. La tapa dura es consistente, los interiores de las tapas están trufados de detalles, cada página rebosa información, anécdotas e influencias, y es todo un regalo para estas navidades por parte de Norma editorial, que nos evita tener que recurrir a la importación, práctica habitual para este tipo de material.


EL Arte de Cuphead es material obligatorio para todo el que haya disfrutado del juego y esté ávido de saber más sobre el proceso creativo que dio lugar a uno de los indies más queridos y exitosos de esta generación. Compradlo porque merece la pena, incluso si no habéis podido probar el juego, porque seguramente acabéis comprándolo también.





No hay comentarios:

Publicar un comentario