Podcast de videojuegos donde el mejor anime, cine, series y cómics también tendrán su espacio. Escúchanos cada semana y apóyanos haciéndote fan en ivoox.

Últimamente os hemos traído un par de libros de arte a la página y dado que en esta santa casa amamos tanto a Star Wars no podía faltar El Arte del Ascenso de Skywalker, el broche de oro a la trilogía escrita y diseñada por Phil Szostak, quien como si de Jocasta Nu se tratara, se ha convertido en uno de los archivistas más importantes dentro de Lucasfilm. Ahora gracias a Planeta Cómic tenemos la ocasión de cerrar este capítulo artístico en la saga Skywalker.

Ya seas de los fans o de los detractores del noveno y último episodio de la saga Skywalker, este libro es un regalo que puedes o debes hacerte si te gusta conocer los entresijos de diseño, conceptos y preproducción, así como algunas curiosidades del rodaje de la película. El propio Doug Chiang, quien ocupa ahora labores de director creativo ejecutivo en Lucasfilm es el encargado de presentarnos el prólogo de este tomo donde nos cuenta lo que ha supuesto para el equipo de artistas enfrentarse a un desafío de la talla de El Ascenso de Skywalker. Además de esto el padre de la criatura, Phil Szostak nos hablará en una introducción de como este libro es casi un homenaje a todos los artistas que han trabajado de algún modo con la franquicia, desde el mítico Ralph McQuarrie al propio Doug Chiang pasando por Cantwell o Rodis-Jamero entre otros.

Y como no podía ser de otra manera, el libro arranca con los detalles que tenían más spoilers y fueron omitidos en Los Últimos Jedi para que los lectores de la anterior entrega no vieran arruinada su experiencia. Así pues asistiremos a la concepción de momentos como la quema del árbol donde se guardaban los textos sagrados de la orden, la no muerte de Leia en el espacio, la revelación del pasado de Rey o el duelo final de Kylo y Luke.

El viaje continúa por el diseño de vestuario donde asistimos a un despliegue de bocetos de cualquier pieza de vestimenta que podamos pensar: cascos, calzado, uniformes, accesorios para las armas, máscaras, pruebas de vestuario para los nuevos personajes y mucho más. Es una delicia ver cómo se fraguaron las primeras ideas de muchas cosas y como desembocaron en los diseños definitivos que JJ Abrams aprobó para la película.

El Ascenso de Skywalker fue una película que rompía completamente con Los Últimos Jedi y cuyo guión frenético nos transporta de un lado a otro de la galaxia en una carrera contrarreloj por evitar el plan maestro de Darth Sidious. Es por ello que los artistas han podido dar rienda suelta a su creatividad creando una plétora de ilustraciones y dibujos como la de los habitantes de Pasaana o incluso personajes como el mono herrero que fragua de nuevo el caso de Kylo Ren y que finalmente no tiene casi momentos en escena.

Otra parada obligatoria la marca el capítulo dedicado al departamento de atrezo ya que en esta película hemos tenido cosas tan locas como el cuchillo o el busca rutas sith y también están presentes en estas páginas. A ellas hay que sumar que el bueno de Phil nos irá desgranando detalles y alguna curiosidad inédita como la de los diarios de Luke Skywalker donde tenía apuntada toda la información acumulada en sus años anteriores y que en la película tienen una presencia casi imperceptible. Pero también otros que finalmente no vieron la luz como manuscritos sith o distintas armas.

El departamento de criaturas y droides siempre es algo a tener en cuenta en este universo porque el límite es el cielo a la hora de crear seres que pueblen la galaxia muy, muy lejana. Cierto es que las criaturas han de poder trasladarse en la medida de lo posible como disfraz o animatrónico, porque Disney tuvo la constante de evitar en la medida de lo posible el CGI para la recreación de criaturas, animales o androides. Me ha resultado muy curioso ver los diseños del Oráculo un ser que se suponía que Kylo Ren iba a visitar en busca de guía y cuyos diseños iniciales giraban en torno a la idea de ser una gran cabeza parlante de un cuerpo sumergido. Los diseños finales mostraban a una especia de insecto a modo de parásito posado sobre la cabeza de un ser con forma de bebé gigantesco. Francamente perturbador y a pesar de convertirse en el mayor vertido de silicona de la historia del estudio para recrear el molde con casi 13.000 kilos de este producto, lo cierto es que no pasó el corte final para la película.

En el tomo se incluyen algunos storyboards originales de las secuencias que más adelante veríamos en la película, como el escape del Halcón Milenario del asteroide helado cosas que sirvieron al departamento de escenarios para inspirarse en la recreación de estas zonas. De nuevo se han omitido las secuencias con mayores destripes, pero por el contrario se ha incluido algún caramelito como son las ventanas de rodaje de las principales secuencias para saber cuánto se tardó en filmar cada una de ellas y como se estructuró la grabación.

El Arte del Ascenso de Skywalker es un libro que enamorará a los fans de la saga o a los amantes de los portfolios de artistas e ilustradores de talento. Planeta Cómic nos ha deleitado con un libro Premium con una exquisita encuadernación, con una sobrecubierta serigrafiada y con 235 páginas a color. Está continuamente detallado y con textos explicativos. Todo ello salpicado por los comentarios y notas de Phil Szostak a modo de miguitas de pan para encontrar el camino a lo más profundo de la saga galáctica. Y el viaje puedo asegurar que ha valido la pena.





Reseña: El arte de Star Wars El ascenso de Skywalker (Phil Szostak)

Últimamente os hemos traído un par de libros de arte a la página y dado que en esta santa casa amamos tanto a Star Wars no podía faltar El Arte del Ascenso de Skywalker, el broche de oro a la trilogía escrita y diseñada por Phil Szostak, quien como si de Jocasta Nu se tratara, se ha convertido en uno de los archivistas más importantes dentro de Lucasfilm. Ahora gracias a Planeta Cómic tenemos la ocasión de cerrar este capítulo artístico en la saga Skywalker.

Ya seas de los fans o de los detractores del noveno y último episodio de la saga Skywalker, este libro es un regalo que puedes o debes hacerte si te gusta conocer los entresijos de diseño, conceptos y preproducción, así como algunas curiosidades del rodaje de la película. El propio Doug Chiang, quien ocupa ahora labores de director creativo ejecutivo en Lucasfilm es el encargado de presentarnos el prólogo de este tomo donde nos cuenta lo que ha supuesto para el equipo de artistas enfrentarse a un desafío de la talla de El Ascenso de Skywalker. Además de esto el padre de la criatura, Phil Szostak nos hablará en una introducción de como este libro es casi un homenaje a todos los artistas que han trabajado de algún modo con la franquicia, desde el mítico Ralph McQuarrie al propio Doug Chiang pasando por Cantwell o Rodis-Jamero entre otros.

Y como no podía ser de otra manera, el libro arranca con los detalles que tenían más spoilers y fueron omitidos en Los Últimos Jedi para que los lectores de la anterior entrega no vieran arruinada su experiencia. Así pues asistiremos a la concepción de momentos como la quema del árbol donde se guardaban los textos sagrados de la orden, la no muerte de Leia en el espacio, la revelación del pasado de Rey o el duelo final de Kylo y Luke.

El viaje continúa por el diseño de vestuario donde asistimos a un despliegue de bocetos de cualquier pieza de vestimenta que podamos pensar: cascos, calzado, uniformes, accesorios para las armas, máscaras, pruebas de vestuario para los nuevos personajes y mucho más. Es una delicia ver cómo se fraguaron las primeras ideas de muchas cosas y como desembocaron en los diseños definitivos que JJ Abrams aprobó para la película.

El Ascenso de Skywalker fue una película que rompía completamente con Los Últimos Jedi y cuyo guión frenético nos transporta de un lado a otro de la galaxia en una carrera contrarreloj por evitar el plan maestro de Darth Sidious. Es por ello que los artistas han podido dar rienda suelta a su creatividad creando una plétora de ilustraciones y dibujos como la de los habitantes de Pasaana o incluso personajes como el mono herrero que fragua de nuevo el caso de Kylo Ren y que finalmente no tiene casi momentos en escena.

Otra parada obligatoria la marca el capítulo dedicado al departamento de atrezo ya que en esta película hemos tenido cosas tan locas como el cuchillo o el busca rutas sith y también están presentes en estas páginas. A ellas hay que sumar que el bueno de Phil nos irá desgranando detalles y alguna curiosidad inédita como la de los diarios de Luke Skywalker donde tenía apuntada toda la información acumulada en sus años anteriores y que en la película tienen una presencia casi imperceptible. Pero también otros que finalmente no vieron la luz como manuscritos sith o distintas armas.

El departamento de criaturas y droides siempre es algo a tener en cuenta en este universo porque el límite es el cielo a la hora de crear seres que pueblen la galaxia muy, muy lejana. Cierto es que las criaturas han de poder trasladarse en la medida de lo posible como disfraz o animatrónico, porque Disney tuvo la constante de evitar en la medida de lo posible el CGI para la recreación de criaturas, animales o androides. Me ha resultado muy curioso ver los diseños del Oráculo un ser que se suponía que Kylo Ren iba a visitar en busca de guía y cuyos diseños iniciales giraban en torno a la idea de ser una gran cabeza parlante de un cuerpo sumergido. Los diseños finales mostraban a una especia de insecto a modo de parásito posado sobre la cabeza de un ser con forma de bebé gigantesco. Francamente perturbador y a pesar de convertirse en el mayor vertido de silicona de la historia del estudio para recrear el molde con casi 13.000 kilos de este producto, lo cierto es que no pasó el corte final para la película.

En el tomo se incluyen algunos storyboards originales de las secuencias que más adelante veríamos en la película, como el escape del Halcón Milenario del asteroide helado cosas que sirvieron al departamento de escenarios para inspirarse en la recreación de estas zonas. De nuevo se han omitido las secuencias con mayores destripes, pero por el contrario se ha incluido algún caramelito como son las ventanas de rodaje de las principales secuencias para saber cuánto se tardó en filmar cada una de ellas y como se estructuró la grabación.

El Arte del Ascenso de Skywalker es un libro que enamorará a los fans de la saga o a los amantes de los portfolios de artistas e ilustradores de talento. Planeta Cómic nos ha deleitado con un libro Premium con una exquisita encuadernación, con una sobrecubierta serigrafiada y con 235 páginas a color. Está continuamente detallado y con textos explicativos. Todo ello salpicado por los comentarios y notas de Phil Szostak a modo de miguitas de pan para encontrar el camino a lo más profundo de la saga galáctica. Y el viaje puedo asegurar que ha valido la pena.





No hay comentarios:

Publicar un comentario