Podcast de videojuegos donde el mejor anime, cine, series y cómics también tendrán su espacio. Escúchanos cada semana y apóyanos haciéndote fan en ivoox.


 Qué gusto da abrir un tebeo nuevo, y más aún cuando es un pedazo de monstruo como este “ómnibus” de Clase Letal, un cómic que lleva publicándose desde 2014 por Image en Estados Unidos y por Norma Editorial en nuestro país, con bastante éxito, serie de televisión (que no he visto), y que nos habla de la que posiblemente sea la época más especial de nuestra vida, la adolescencia.

 

En este “tomaco” nos presentan a Marcus López y su historia de venganza, los tejemanejes de la escuela Kings Dominion, el instituto donde se preparan los mejores asesinos a sueldo, conocemos a María y su compleja historia, la familia de Chico y los redneck sde Fuckface, al maestro Lin y muchas otras historias que, de un modo magistral no pierden esa esencia adolescente de instituto. Es que me parece sublime y maravilloso como en un escenario en el que todos son asesinos y máquinas de matar, todavía hay espacio para la introspección más “inocente”, de ese chico que sólo intenta encajar, de labrarse un futuro y de creerse adulto sin serlo. Estoy impactado con Clase Latel.

 

Y hablar de Clase Letal es hablar de Rick Remender, todo un clásico de Image Comics. Y es que este cómic es todo un reflejo (desmesurado y ficcionado, por supuesto) de lo que el bueno de Remender vivió en su adolescencia. Una etapa cruda, dura, solitaria y salvaje, que vemos en este cómic que es precisamente eso, crudo, duro, solitario y salvaje. Un guión de diez para esta historia tan macarra, violenta y descarada. Y como diría un famoso podcaster al que le mando un saludo si me lee (hola Arriola xD), “Remender Remender, no tiene un cómic malo Remender.”


En cuanto al dibujo, no sé si había visto alguna vez anteriormente el trabajo de Wes Craig, pero desde luego a mí me ha enamorado con este Clase Letal. Un dibujo sin demasiado detalle, pero con una capacidad de transmitir sin igual, y con un montón de recursos narrativos, que además se complemente a la perfección con el color de Loughridge. Me ha recordado bastante al trabajo de Aja con Ojo de Halcón, ¿y a vosotros?

 

Estamos ante una edición de auténtico lujo, de un tamaño enorme de 20,5 x 31,3, Cartoné con sobrecubierta y nada más y nada menos que 440 páginas a todo color que hemos podido degustar gracias a Norma Editorial.




 

 

Reseña: Clase Letal 1. Noise Noise Noise (Edición de lujo) (Remender y Loughridge)


 Qué gusto da abrir un tebeo nuevo, y más aún cuando es un pedazo de monstruo como este “ómnibus” de Clase Letal, un cómic que lleva publicándose desde 2014 por Image en Estados Unidos y por Norma Editorial en nuestro país, con bastante éxito, serie de televisión (que no he visto), y que nos habla de la que posiblemente sea la época más especial de nuestra vida, la adolescencia.

 

En este “tomaco” nos presentan a Marcus López y su historia de venganza, los tejemanejes de la escuela Kings Dominion, el instituto donde se preparan los mejores asesinos a sueldo, conocemos a María y su compleja historia, la familia de Chico y los redneck sde Fuckface, al maestro Lin y muchas otras historias que, de un modo magistral no pierden esa esencia adolescente de instituto. Es que me parece sublime y maravilloso como en un escenario en el que todos son asesinos y máquinas de matar, todavía hay espacio para la introspección más “inocente”, de ese chico que sólo intenta encajar, de labrarse un futuro y de creerse adulto sin serlo. Estoy impactado con Clase Latel.

 

Y hablar de Clase Letal es hablar de Rick Remender, todo un clásico de Image Comics. Y es que este cómic es todo un reflejo (desmesurado y ficcionado, por supuesto) de lo que el bueno de Remender vivió en su adolescencia. Una etapa cruda, dura, solitaria y salvaje, que vemos en este cómic que es precisamente eso, crudo, duro, solitario y salvaje. Un guión de diez para esta historia tan macarra, violenta y descarada. Y como diría un famoso podcaster al que le mando un saludo si me lee (hola Arriola xD), “Remender Remender, no tiene un cómic malo Remender.”


En cuanto al dibujo, no sé si había visto alguna vez anteriormente el trabajo de Wes Craig, pero desde luego a mí me ha enamorado con este Clase Letal. Un dibujo sin demasiado detalle, pero con una capacidad de transmitir sin igual, y con un montón de recursos narrativos, que además se complemente a la perfección con el color de Loughridge. Me ha recordado bastante al trabajo de Aja con Ojo de Halcón, ¿y a vosotros?

 

Estamos ante una edición de auténtico lujo, de un tamaño enorme de 20,5 x 31,3, Cartoné con sobrecubierta y nada más y nada menos que 440 páginas a todo color que hemos podido degustar gracias a Norma Editorial.




 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario