Podcast de videojuegos donde el mejor anime, cine, series y cómics también tendrán su espacio. Escúchanos cada semana y apóyanos haciéndote fan en ivoox.


 
Es el héroe que Gotham se merece, pero no el que necesita ahora mismo. Así que lo perseguiremos. Él puede resistirlo. Porque no es un héroe. Es un guardián silencioso, un protector vigilante, un Caballero Oscuro…”


James Gordon - El Caballero Oscuro (Christopher Nolan, 2008)


Desde su primera aparición en las páginas del ahora legendario Detective Comics #27 en 1939, Batman ha trascendido el mundo del cómic para convertirse en una figura icónica instantáneamente reconocible en cualquier lugar del mundo. Cuando personas de cualquier edad y nacionalidad son capaces de reconocer e identificar al Caballero Oscuro, incluso sin haber leído nunca un cómic suyo, es cuando nos damos cuenta de la relevancia de un personaje que ha impactado profundamente en nuestra cultura para convertirse en leyenda.



Sin embargo, este reconocimiento popular tiene algo de paradójico. Porque… ¿quién es Batman? Seguramente la respuesta vaya a ser diferente para cada uno de nosotros. Tal vez para algunos sea ese colorido personaje que escala paredes junto a su inseparable Robin y golpea a los villanos con imponentes onomatopeyas. O tal vez para otros sea ese armario oscuro y parco en palabras que recorre las calles de Gotham en una moto imposible. O, ¿por qué no?, ese personaje de videojuego que resuelve puzzles con su vista de detective mientras reparte estopa con contundencia...


Una de los aspectos que más llama la atención sobre la figura del héroe enmascarado es precisamente ese: puede tener mil encarnaciones distintas, mil versiones diferentes y en ocasiones contradictorias, pero siempre ha sido y será capaz de mantener un núcleo identitario común al que podamos volver una y otra vez.



El ambicioso objetivo del libro que tenemos entre manos es el de ayudarnos a
navegar en la intrincada y variada historia de Batman, pero también el de guiarnos a través de las muchas formas que ha asumido en los diferentes medios en los que ha aparecido. Cómics, literatura, animación, series de televisión, juguetes, cine, videojuegos… todo suma a la hora de trazar el retrato del Caballero Oscuro.


Los encargados de asumir semejante tarea son dos figuras de reconocido prestigio en la divulgación cultural. Por un lado, Andrew Farago, conservador del Cartoon Art Museum de San Francisco y ganador de un premio Harvey por su excelente trabajo de divulgación y comunicación sobre las Tortugas Ninja. Por otro lado, Gina McIntyre, periodista colaboradora habitual de Los Angeles Times, Hollywood Reporter y Entertainment Weekly y especialista en publicaciones sobre medios audiovisuales. Juntos llevan a cabo una impresionante labor de documentación, síntesis y divulgación para darnos una perspectiva global y rigurosa sobre la figura del emblemático héroe.


Para ello, la obra se cimenta en un importante trabajo de investigación documental y se apoya en la colaboración, en primera persona, de muchos de los talentos creativos que han contribuido en la creación de la imagen actual del Caballero Oscuro. Así, a lo largo del libro encontraremos la visión, y la participación, de grandes autores de diferentes etapas como Neal Adams, Steve Engelhart, Grant Morrison, Paul Dini, Denny O’Neil o Scott Snyder, pero también de figuras como Tim Burton, Christopher Nolan o Zack Snyder.




Farago y McIntrye recorren la historia del personaje deteniéndose en sus momentos más memorables, permitiéndonos acercarnos a los eventos que han definido a Batman en cada una de sus distintas encarnaciones. Estaremos presentes en su debut, de la mano de Bob Kane y Bill Finger, pero también en la génesis de sus archienemigos y de la bat-familia, en la creación de la Liga de la Justicia y todas y cada una de sus reinvenciones con la llegada de diferentes artistas al equipo creativo. Conoceremos al Batman detective, al Batman más oscuro, al Batman camp, al Batman galáctico e incluso al Batman sobrenatural…


Más allá del cómic, la obra también se detiene en las versiones cinematográficas del Caballero Oscuro desde aquella primera aparición encarnado por Lewis Wilson en 1943 a sus últimas apariciones en la Liga de la Justicia de Zack Snyder o en la LEGO Película pasando por el especialísimo prisma de Tim Burton o la gravedad de Christopher Nolan. Tampoco se olvida de las adaptaciones televisivas, tanto de acción real -desde el legendario Batman de Adam West hasta la más reciente Gotham- como las casi infinitas series y películas de animación producidas hasta el momento. ¡Incluso hay hueco para todos los juguetes surgidos de estas franquicias!


Siendo este el blog de Reserva de Maná, no podemos olvidarnos de los videojuegos, que también tienen su hueco en el libro. Todo un capítulo completo dedicado a unos títulos que siempre han estado ahí, creciendo y evolucionando conforme lo han hecho las posibilidades del medio. Desde aquel primer Batman isométrico que corría en mi viejo Spectrum hasta el atormentado héroe de Arkham Knight, sin olvidar las adaptaciones consoleras de los películas de Tim Burton, los divertidos LEGO Batman o la infravalorada visión de la desaparecida Telltale, asistir a la progresión del personaje en los videojuegos es vivir en primera persona la historia misma del medio.




No puedo terminar la reseña sin mencionar la excelente edición que Norma Editorial acaba de publicar en nuestro país. Presentado en una edición de gran formato en cartoné con sobrecubierta, el volumen de 400 páginas y casi 4 Kg de peso recoge además de los textos y de una gran cantidad de ilustraciones y fotografías, un conjunto de extras incrustados entre sus páginas. Así, encontraremos una edición facsímil de la primera aparición del Cruzado Enmascarado en Detective Comics #27, el carnet de socio del Club Batman que causaba furor en los años 60, algunas páginas del guión de Frank Miller para su Año Uno, una careta del Caballero Oscuro e incluso libreto con la propuesta de tratamiento que el propio Bob Kane envió a la Warner para lo que acabaría siendo el Batman de Tim Burton… entre otros muchos extras que hacen de esta edición un auténtico objeto de coleccionista que ningún amante del personaje debería dejar escapar.


Abría la reseña citando a James Gordon en la película The Dark Knight y su referencia a Batman siendo el héroe que Gotham merece pero que no necesita. Y me permitiré terminar retomando la misma cita para referirme a este libro: por fin tenemos la obra sobre Batman que merecíamos… y necesitamos.


Reseña: Batman: La historia definitiva del Caballero Oscuro en el cómic, el cine y más allá (Andrew Farago)


 
Es el héroe que Gotham se merece, pero no el que necesita ahora mismo. Así que lo perseguiremos. Él puede resistirlo. Porque no es un héroe. Es un guardián silencioso, un protector vigilante, un Caballero Oscuro…”


James Gordon - El Caballero Oscuro (Christopher Nolan, 2008)


Desde su primera aparición en las páginas del ahora legendario Detective Comics #27 en 1939, Batman ha trascendido el mundo del cómic para convertirse en una figura icónica instantáneamente reconocible en cualquier lugar del mundo. Cuando personas de cualquier edad y nacionalidad son capaces de reconocer e identificar al Caballero Oscuro, incluso sin haber leído nunca un cómic suyo, es cuando nos damos cuenta de la relevancia de un personaje que ha impactado profundamente en nuestra cultura para convertirse en leyenda.



Sin embargo, este reconocimiento popular tiene algo de paradójico. Porque… ¿quién es Batman? Seguramente la respuesta vaya a ser diferente para cada uno de nosotros. Tal vez para algunos sea ese colorido personaje que escala paredes junto a su inseparable Robin y golpea a los villanos con imponentes onomatopeyas. O tal vez para otros sea ese armario oscuro y parco en palabras que recorre las calles de Gotham en una moto imposible. O, ¿por qué no?, ese personaje de videojuego que resuelve puzzles con su vista de detective mientras reparte estopa con contundencia...


Una de los aspectos que más llama la atención sobre la figura del héroe enmascarado es precisamente ese: puede tener mil encarnaciones distintas, mil versiones diferentes y en ocasiones contradictorias, pero siempre ha sido y será capaz de mantener un núcleo identitario común al que podamos volver una y otra vez.



El ambicioso objetivo del libro que tenemos entre manos es el de ayudarnos a
navegar en la intrincada y variada historia de Batman, pero también el de guiarnos a través de las muchas formas que ha asumido en los diferentes medios en los que ha aparecido. Cómics, literatura, animación, series de televisión, juguetes, cine, videojuegos… todo suma a la hora de trazar el retrato del Caballero Oscuro.


Los encargados de asumir semejante tarea son dos figuras de reconocido prestigio en la divulgación cultural. Por un lado, Andrew Farago, conservador del Cartoon Art Museum de San Francisco y ganador de un premio Harvey por su excelente trabajo de divulgación y comunicación sobre las Tortugas Ninja. Por otro lado, Gina McIntyre, periodista colaboradora habitual de Los Angeles Times, Hollywood Reporter y Entertainment Weekly y especialista en publicaciones sobre medios audiovisuales. Juntos llevan a cabo una impresionante labor de documentación, síntesis y divulgación para darnos una perspectiva global y rigurosa sobre la figura del emblemático héroe.


Para ello, la obra se cimenta en un importante trabajo de investigación documental y se apoya en la colaboración, en primera persona, de muchos de los talentos creativos que han contribuido en la creación de la imagen actual del Caballero Oscuro. Así, a lo largo del libro encontraremos la visión, y la participación, de grandes autores de diferentes etapas como Neal Adams, Steve Engelhart, Grant Morrison, Paul Dini, Denny O’Neil o Scott Snyder, pero también de figuras como Tim Burton, Christopher Nolan o Zack Snyder.




Farago y McIntrye recorren la historia del personaje deteniéndose en sus momentos más memorables, permitiéndonos acercarnos a los eventos que han definido a Batman en cada una de sus distintas encarnaciones. Estaremos presentes en su debut, de la mano de Bob Kane y Bill Finger, pero también en la génesis de sus archienemigos y de la bat-familia, en la creación de la Liga de la Justicia y todas y cada una de sus reinvenciones con la llegada de diferentes artistas al equipo creativo. Conoceremos al Batman detective, al Batman más oscuro, al Batman camp, al Batman galáctico e incluso al Batman sobrenatural…


Más allá del cómic, la obra también se detiene en las versiones cinematográficas del Caballero Oscuro desde aquella primera aparición encarnado por Lewis Wilson en 1943 a sus últimas apariciones en la Liga de la Justicia de Zack Snyder o en la LEGO Película pasando por el especialísimo prisma de Tim Burton o la gravedad de Christopher Nolan. Tampoco se olvida de las adaptaciones televisivas, tanto de acción real -desde el legendario Batman de Adam West hasta la más reciente Gotham- como las casi infinitas series y películas de animación producidas hasta el momento. ¡Incluso hay hueco para todos los juguetes surgidos de estas franquicias!


Siendo este el blog de Reserva de Maná, no podemos olvidarnos de los videojuegos, que también tienen su hueco en el libro. Todo un capítulo completo dedicado a unos títulos que siempre han estado ahí, creciendo y evolucionando conforme lo han hecho las posibilidades del medio. Desde aquel primer Batman isométrico que corría en mi viejo Spectrum hasta el atormentado héroe de Arkham Knight, sin olvidar las adaptaciones consoleras de los películas de Tim Burton, los divertidos LEGO Batman o la infravalorada visión de la desaparecida Telltale, asistir a la progresión del personaje en los videojuegos es vivir en primera persona la historia misma del medio.




No puedo terminar la reseña sin mencionar la excelente edición que Norma Editorial acaba de publicar en nuestro país. Presentado en una edición de gran formato en cartoné con sobrecubierta, el volumen de 400 páginas y casi 4 Kg de peso recoge además de los textos y de una gran cantidad de ilustraciones y fotografías, un conjunto de extras incrustados entre sus páginas. Así, encontraremos una edición facsímil de la primera aparición del Cruzado Enmascarado en Detective Comics #27, el carnet de socio del Club Batman que causaba furor en los años 60, algunas páginas del guión de Frank Miller para su Año Uno, una careta del Caballero Oscuro e incluso libreto con la propuesta de tratamiento que el propio Bob Kane envió a la Warner para lo que acabaría siendo el Batman de Tim Burton… entre otros muchos extras que hacen de esta edición un auténtico objeto de coleccionista que ningún amante del personaje debería dejar escapar.


Abría la reseña citando a James Gordon en la película The Dark Knight y su referencia a Batman siendo el héroe que Gotham merece pero que no necesita. Y me permitiré terminar retomando la misma cita para referirme a este libro: por fin tenemos la obra sobre Batman que merecíamos… y necesitamos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario