Podcast de videojuegos donde el mejor anime, cine, series y cómics también tendrán su espacio. Escúchanos cada semana y apóyanos haciéndote fan en ivoox.

Reconozco que soy de esos a los que les gusta que ganen los buenos casi siempre. Y digo casi porque es cierto que también se puede disfrutar de una buena historia cuando un antagonista bien desarrollado deja su sello en la trama. Siendo así una de las cosas que siempre me ha levantado más admiración en Star Wars es la interesante galería de villanos que esta franquicia ha sabido labrarse. Y por ello el tomo Villanos que ahora edita Planeta Cómic es un gran ejemplo de lo bueno que pueden ofrecer esta pléyade de personajes. 

Hay que empezar destacando que este compendio de historias está enmarcado bajo el sello Era de la República, una nueva nomenclatura con la que Star Wars quiere poner en orden su cronología de productos enfocándonos aquí en toda la trama que va desde el episodio I al final del Episodio III, incluyendo como no a Las Guerras Clon. Este sobrenombre busca diferenciar los cómics y libros de otras épocas como la Antigua República o bien la nueva Alta República ambientada un par de siglos antes de La Amenaza Fantasma.

En este tomo tendremos como únicos protagonistas a los grandes villanos (Darth Sidious excluido) que nos ha dado la Era de la República. Por ello seremos testigos de arcos argumentales de Darth Maul, Jango Fett, el Conde Dooku y el General Grievous. Por si nos sabe a poco, se incluye también el primer especial con Asajj Ventress, la discípula de Dooku como eje principal.

En el guión tendremos a la autora Jody Houser encargada de aportarnos nuevos datos sobre estos grandes villanos, y en el dibujo tenemos a un Luke Ross repitiendo el tándem formado para Thrawn. El formato lo cierto es que es perfecto para degustar un picoteo de cada personaje y ofrecernos algunas escenas interesantes para cada uno de ellos.

De este modo tendremos a Darth Maul envuelto en cazas furtivas para saciar su sed de violencia mientras perfila su entrenamiento en el lado oscuro en Malachor junto a su maestro en el mal antes de revelarse a los jedis. El guión le dará un toque más cercano rompiendo el halo de misterio del personaje cinematográfico y acercándolo más a la versión que vimos en series de animación, novelas y cómics.

Jango Fett comparte cartel en su historia con su hijo Boba, ya que ambos se verán envueltos en una misión junto a otros cazarrecompensas con el objetivo del inicio del adiestramiento del clon inalterado por parte de Jango. Por si fuera poco tendremos un momento con Dooku en las Lunas de Bogden donde se nos contó que fue reclutado para ser el germen del ejército clon.

En la historia del Conde Dooku veremos al jedi caído intentando llevar a cabo los designios de Palpatine en el planeta Sullust donde tendrá un encuentro con un caballero jedi que le traerá a la menta los tiempos en los que entrenaba bajo el abrigo de la Orden junto a Yoda. Como no podía ser menos veremos a este gran villano utilizar tanto su astucia de estratega como su dominio del lado oscuro para salir victorioso.

La historia del General Grievous por otra parte es más ligera, con muy poca trama, más allá de ponernos tras la pista de un templo jedi donde el género de aventuras a lo Indiana Jones está muy presente. Pero tranquilos, tenemos al comienzo una dosis de combate con espadas láser contra los jedis por lo que el líder del ejército droide sabrá sacar a relucir su pericia en el combate.

En todos ellos el dibujo de Ross sabe centrar en el villano protagonista la fuerza de los lápices, destacando los trazos de Dooku y Grievous, sobre todo pero también tenemos personajes secundarios con un gran nivel de detalle que suben el listón del cómic. Hay algunas historias como la de Maul en la que se abusa un poco del viñeteo en las páginas con demasiada presencia del negro, algo que podría haberse paliado un poco pero que no desluce el conjunto final.

Hemos hablado al principio de como Asajj Ventress hace acto de presencia en el especial, una historia que destaca mucho más por el dibujo que por la trama, ya que es únicamente una escaramuza en los bajos fondos de Coruscant. Sin embargo el dibujo de Asajj es delicioso y se agradecen mucho los encuadres donde tenemos a Asajj abarcando casi toda la página y luciendo tanto en su propia piel como en los escenarios el gran uso del color que se lleva a cabo.

A modo de guinda tenemos por un lado unos artículos sobre cada personaje al acabar cada una de sus historias y se cierra el volumen con un avance de la némesis de este tomo, el de Héroes enmarcado en el mismo periodo y con Qui-Gonn, Obi Wan, Anakin y Padme como protagonistas.


Reseña: Star Wars Era de la República: Villanos (Jody Houser y Luke Ross)


Reconozco que soy de esos a los que les gusta que ganen los buenos casi siempre. Y digo casi porque es cierto que también se puede disfrutar de una buena historia cuando un antagonista bien desarrollado deja su sello en la trama. Siendo así una de las cosas que siempre me ha levantado más admiración en Star Wars es la interesante galería de villanos que esta franquicia ha sabido labrarse. Y por ello el tomo Villanos que ahora edita Planeta Cómic es un gran ejemplo de lo bueno que pueden ofrecer esta pléyade de personajes. 

Hay que empezar destacando que este compendio de historias está enmarcado bajo el sello Era de la República, una nueva nomenclatura con la que Star Wars quiere poner en orden su cronología de productos enfocándonos aquí en toda la trama que va desde el episodio I al final del Episodio III, incluyendo como no a Las Guerras Clon. Este sobrenombre busca diferenciar los cómics y libros de otras épocas como la Antigua República o bien la nueva Alta República ambientada un par de siglos antes de La Amenaza Fantasma.

En este tomo tendremos como únicos protagonistas a los grandes villanos (Darth Sidious excluido) que nos ha dado la Era de la República. Por ello seremos testigos de arcos argumentales de Darth Maul, Jango Fett, el Conde Dooku y el General Grievous. Por si nos sabe a poco, se incluye también el primer especial con Asajj Ventress, la discípula de Dooku como eje principal.

En el guión tendremos a la autora Jody Houser encargada de aportarnos nuevos datos sobre estos grandes villanos, y en el dibujo tenemos a un Luke Ross repitiendo el tándem formado para Thrawn. El formato lo cierto es que es perfecto para degustar un picoteo de cada personaje y ofrecernos algunas escenas interesantes para cada uno de ellos.

De este modo tendremos a Darth Maul envuelto en cazas furtivas para saciar su sed de violencia mientras perfila su entrenamiento en el lado oscuro en Malachor junto a su maestro en el mal antes de revelarse a los jedis. El guión le dará un toque más cercano rompiendo el halo de misterio del personaje cinematográfico y acercándolo más a la versión que vimos en series de animación, novelas y cómics.

Jango Fett comparte cartel en su historia con su hijo Boba, ya que ambos se verán envueltos en una misión junto a otros cazarrecompensas con el objetivo del inicio del adiestramiento del clon inalterado por parte de Jango. Por si fuera poco tendremos un momento con Dooku en las Lunas de Bogden donde se nos contó que fue reclutado para ser el germen del ejército clon.

En la historia del Conde Dooku veremos al jedi caído intentando llevar a cabo los designios de Palpatine en el planeta Sullust donde tendrá un encuentro con un caballero jedi que le traerá a la menta los tiempos en los que entrenaba bajo el abrigo de la Orden junto a Yoda. Como no podía ser menos veremos a este gran villano utilizar tanto su astucia de estratega como su dominio del lado oscuro para salir victorioso.

La historia del General Grievous por otra parte es más ligera, con muy poca trama, más allá de ponernos tras la pista de un templo jedi donde el género de aventuras a lo Indiana Jones está muy presente. Pero tranquilos, tenemos al comienzo una dosis de combate con espadas láser contra los jedis por lo que el líder del ejército droide sabrá sacar a relucir su pericia en el combate.

En todos ellos el dibujo de Ross sabe centrar en el villano protagonista la fuerza de los lápices, destacando los trazos de Dooku y Grievous, sobre todo pero también tenemos personajes secundarios con un gran nivel de detalle que suben el listón del cómic. Hay algunas historias como la de Maul en la que se abusa un poco del viñeteo en las páginas con demasiada presencia del negro, algo que podría haberse paliado un poco pero que no desluce el conjunto final.

Hemos hablado al principio de como Asajj Ventress hace acto de presencia en el especial, una historia que destaca mucho más por el dibujo que por la trama, ya que es únicamente una escaramuza en los bajos fondos de Coruscant. Sin embargo el dibujo de Asajj es delicioso y se agradecen mucho los encuadres donde tenemos a Asajj abarcando casi toda la página y luciendo tanto en su propia piel como en los escenarios el gran uso del color que se lleva a cabo.

A modo de guinda tenemos por un lado unos artículos sobre cada personaje al acabar cada una de sus historias y se cierra el volumen con un avance de la némesis de este tomo, el de Héroes enmarcado en el mismo periodo y con Qui-Gonn, Obi Wan, Anakin y Padme como protagonistas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario