Literariamente hablando soy una persona que no hace diferencias entre los géneros de las obras que lee, me gustan todos. Si están bien escritos, tienen una narrativa potente o una historia suficientemente interesante, y en mi caso confieso que sigo la máxima de “con que me entretenga me vale”, me da igual cual sea el género literario. Está claro que tengo mis preferidos, como todos. En mi estantería las obras, ya sean libros o cómics, de ciencia ficción y la fantasía son las predominantes; creando una especie de apartheid literario en sus baldas donde las novelas de autores como Asimov, Lewis Carroll, Tolkien o J.K.Rolling son los que se llevan los mejores y más visibles puestos. Aunque si tengo que elegir entre papa y mama tengo que decir que las obras de fantasía son las que más me fascinan y a quién no.

-¿A ti no? ¡Pues será porque eres un raro sin infancia!

Elfos, orcos, trasgos, lugares fantásticos… pero si hay algo por lo que el género de la fantasía es mi preferido es sin duda la magia. Ese misterioso y arcano poder para controlar los elementos, para hacer que ocurra lo inimaginable. Me maravillan los hechizos rimbombantes que resuena en los viejos pasillos de Howards o esa sutil, casi susurrada, magia que reinaba en la Tierra media de Tokien. Quizás por eso este “Sombras de Magia. El príncipe de acero” me haya cautivado tanto y tan rápido. Ver un mundo donde la magia no se ha olvidado, donde es un recurso natural, algo podríamos decir, porque no, cotidiano que envuelve, que da forma y que une la sociedad de esta tierra fantástica de Arnes donde… 

…“Vamo’h a calmarno”… Voy a frenar un poco porque me estoy viniendo muy arriba y es posible que el amigo que está leyendo estas líneas no sepa de qué diablos estamos hablando. Así que vamos a situarnos. “El príncipe de Acero” es el primer volumen de una serie de novelas gráficas que vienen a complementar el universo que V.E Schwab ha creado en su trilogía de fantasía “Sombras de Magia”. Unos libros publicados recientemente en España y que gracias a su sorprendente mundo han arrasado en ventas en medio mundo. En esta saga literaria existen 4 mundos paralelos, unidos y separados a la vez. Mundos donde la magia fluía como el agua y era tan común como la lluvia. Un día el primero y más poderoso de estos mundos se corrompió por un uso y abuso de una magia prohibida, esta corrupción pronto se contagio al segundo de ellos. Temeroso de que la enfermedad llegará a al suyo el tercer mundo se encerró en si mismo cortando así cualquier contacto y comunicación con el resto de realidades. Es aquí en esta aislada realidad donde se desarrollará la historia de Maxim Maresh durante los libros “Una magia más oscura”, “Concilio de Sombras” y “Conjuro de Luz”.

Estas novelas gráficas, publicadas ahora por Planeta Cómic, vienen a situarse antes de lo acontecido en la saga principal, es decir, actuaría como una precuela de dicha trilogía, contándonos la juventud del Rey Maxim, antes de ser rey, cuando solamente era príncipe, el principie de acero. Un príncipe un tanto rebelde, que busca la manera de aventurarse en las realidades perdidas y buscar así una solución a esa corrupción. No temáis los que os acercáis por primera vez a este universo ya que la guionista de la obra es también V.E. Schwab, y en apenas 2 páginas nos resumen muy fácilmente las reglas de estos mundos e igual de rápido nos pone en nos presenta en apenas 2 páginas las reglas de este nuevo mundo. De manera igual de ágil nos presenta a los personajes, que suponemos, serán los protagonistas de esta historia. El rey Nokil, padre de Maxim, al sumo sacerdote Tieren, a Ia joven guardia Isra, a la temible pirata Arisa y a todo el elenco de secundarios que ayudarán al príncipe de acero en su primera aventura, que se desarrollará en la portuaria ciudad de Verose. El cómo y el porqué esta allí nuestro príncipe y las cualidades mágicas de cada uno de los protas dejaré que seáis vosotros mismos los que tengáis el dulce placer de descubrirlo por vosotros mismos.

Andrea Olimpieri ha sido la acompañante, a los lápices, de Schwab. Andrea es un joven ilustrador italiano cuyo trabajo más relevante ha sido trabajar en el comic de Dishonored. Esto ha jugado a favor de la obra ya que su estilo artístico y narrativa visual aportan un aire de frescura a una obra que por el titulo apunta más solemne. Lo conciso del guión se apoya en unos dibujos extremadamente estilizados y ágiles que alcanzan su máxima expresión escenas de lucha donde podemos ver un uso de la magia en combate muy innovador, consiguiendo secuencias de acción fluidas y espectaculares. Al color encontramos a Erica Eren que aporta un excelente uso de luz y sombras jugando acertadamente con los contrastes entre colores vivos contra otros más fríos.

En definitiva y para no alargar mucho más esta reseña solo apuntar que este “El príncipe del Acero” consigue ser un cómic excelente y que seguro que contentará al fan de las novelas gracias a una historia que encaja, o encajará, perfectamente con los hechos que ocurrirán en un futuro y por todo el material extra como entrevistas con la autora, bocetos o portadas alternativas que trae este primer volumen. Pero el esta novela tiene un doble merito ya que ademas de contentar al fan seguro que encandilará al profano del universo de Schwab animándolo a leer las novelas de la trilogía “Sombras de Magia”.


Reseña: Sombras de magia El príncipe del acero (V.E. Schwab)


Literariamente hablando soy una persona que no hace diferencias entre los géneros de las obras que lee, me gustan todos. Si están bien escritos, tienen una narrativa potente o una historia suficientemente interesante, y en mi caso confieso que sigo la máxima de “con que me entretenga me vale”, me da igual cual sea el género literario. Está claro que tengo mis preferidos, como todos. En mi estantería las obras, ya sean libros o cómics, de ciencia ficción y la fantasía son las predominantes; creando una especie de apartheid literario en sus baldas donde las novelas de autores como Asimov, Lewis Carroll, Tolkien o J.K.Rolling son los que se llevan los mejores y más visibles puestos. Aunque si tengo que elegir entre papa y mama tengo que decir que las obras de fantasía son las que más me fascinan y a quién no.

-¿A ti no? ¡Pues será porque eres un raro sin infancia!

Elfos, orcos, trasgos, lugares fantásticos… pero si hay algo por lo que el género de la fantasía es mi preferido es sin duda la magia. Ese misterioso y arcano poder para controlar los elementos, para hacer que ocurra lo inimaginable. Me maravillan los hechizos rimbombantes que resuena en los viejos pasillos de Howards o esa sutil, casi susurrada, magia que reinaba en la Tierra media de Tokien. Quizás por eso este “Sombras de Magia. El príncipe de acero” me haya cautivado tanto y tan rápido. Ver un mundo donde la magia no se ha olvidado, donde es un recurso natural, algo podríamos decir, porque no, cotidiano que envuelve, que da forma y que une la sociedad de esta tierra fantástica de Arnes donde… 

…“Vamo’h a calmarno”… Voy a frenar un poco porque me estoy viniendo muy arriba y es posible que el amigo que está leyendo estas líneas no sepa de qué diablos estamos hablando. Así que vamos a situarnos. “El príncipe de Acero” es el primer volumen de una serie de novelas gráficas que vienen a complementar el universo que V.E Schwab ha creado en su trilogía de fantasía “Sombras de Magia”. Unos libros publicados recientemente en España y que gracias a su sorprendente mundo han arrasado en ventas en medio mundo. En esta saga literaria existen 4 mundos paralelos, unidos y separados a la vez. Mundos donde la magia fluía como el agua y era tan común como la lluvia. Un día el primero y más poderoso de estos mundos se corrompió por un uso y abuso de una magia prohibida, esta corrupción pronto se contagio al segundo de ellos. Temeroso de que la enfermedad llegará a al suyo el tercer mundo se encerró en si mismo cortando así cualquier contacto y comunicación con el resto de realidades. Es aquí en esta aislada realidad donde se desarrollará la historia de Maxim Maresh durante los libros “Una magia más oscura”, “Concilio de Sombras” y “Conjuro de Luz”.

Estas novelas gráficas, publicadas ahora por Planeta Cómic, vienen a situarse antes de lo acontecido en la saga principal, es decir, actuaría como una precuela de dicha trilogía, contándonos la juventud del Rey Maxim, antes de ser rey, cuando solamente era príncipe, el principie de acero. Un príncipe un tanto rebelde, que busca la manera de aventurarse en las realidades perdidas y buscar así una solución a esa corrupción. No temáis los que os acercáis por primera vez a este universo ya que la guionista de la obra es también V.E. Schwab, y en apenas 2 páginas nos resumen muy fácilmente las reglas de estos mundos e igual de rápido nos pone en nos presenta en apenas 2 páginas las reglas de este nuevo mundo. De manera igual de ágil nos presenta a los personajes, que suponemos, serán los protagonistas de esta historia. El rey Nokil, padre de Maxim, al sumo sacerdote Tieren, a Ia joven guardia Isra, a la temible pirata Arisa y a todo el elenco de secundarios que ayudarán al príncipe de acero en su primera aventura, que se desarrollará en la portuaria ciudad de Verose. El cómo y el porqué esta allí nuestro príncipe y las cualidades mágicas de cada uno de los protas dejaré que seáis vosotros mismos los que tengáis el dulce placer de descubrirlo por vosotros mismos.

Andrea Olimpieri ha sido la acompañante, a los lápices, de Schwab. Andrea es un joven ilustrador italiano cuyo trabajo más relevante ha sido trabajar en el comic de Dishonored. Esto ha jugado a favor de la obra ya que su estilo artístico y narrativa visual aportan un aire de frescura a una obra que por el titulo apunta más solemne. Lo conciso del guión se apoya en unos dibujos extremadamente estilizados y ágiles que alcanzan su máxima expresión escenas de lucha donde podemos ver un uso de la magia en combate muy innovador, consiguiendo secuencias de acción fluidas y espectaculares. Al color encontramos a Erica Eren que aporta un excelente uso de luz y sombras jugando acertadamente con los contrastes entre colores vivos contra otros más fríos.

En definitiva y para no alargar mucho más esta reseña solo apuntar que este “El príncipe del Acero” consigue ser un cómic excelente y que seguro que contentará al fan de las novelas gracias a una historia que encaja, o encajará, perfectamente con los hechos que ocurrirán en un futuro y por todo el material extra como entrevistas con la autora, bocetos o portadas alternativas que trae este primer volumen. Pero el esta novela tiene un doble merito ya que ademas de contentar al fan seguro que encandilará al profano del universo de Schwab animándolo a leer las novelas de la trilogía “Sombras de Magia”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario