Qué tiempos aquellos en los que yo empezaba a ir a librerías y tiendas especializadas, mi interés por los cómics era cada vez mayor, y ya no sólo se limitaban al dominical del ABC, “Gente Menuda”, que nos compraba mi abuelo en los tiempos de antaño, que dirían en Friends. Gente Menuda, publicación por cierto en la que conocí a los dos autores de este tebeo, Todd McFarlane y Erik Larsen, dos de los fundadores de de Image Comics, y de hecho los dos únicos que siguen ahí, con sus respectivas colecciones (Spawn y Savage Dragon), como únicas supervivientes y testigos de aquella maravillosa era en la que Marvel sufrió una “fuga de cerebros” y, seamos sinceros, todos flipábamos muchísimo con lo que publicaba Image, tanto por la calidad del dibujo, del papel, del color, y por qué no, en algunos casos también del guión. Eran tiempos de músculos, dientes dientes (que es lo que les jode), armas y bolsillos, muchos bolsillos. Y era los McFarlane, Larsen, Lee, Liefeld, y Silvestri de entonces los que mejor hacían esas macarradas.

Más de 25 años después de todo aquello llega a mis manos este Spawn: Satan Saga Wars, de la mano de Planeta Cómic. Un tomo que ha resultado ser un soplo de aire fresco a la colección y al personaje, introduce nuevos poderes, habilidades del traje, está lleno de acción, dice adiós al tono serie de épocas anteriores y hace lo mejor que podía hacer, no tomarse en serio a sí mismo, introduciendo al personaje en el infierno para combatir contra quien ya podéis imaginar. Eso es, Satanás, en todo su esplendor, con secuaces tan efectivos como Hellion, demonios de todo tipo, y un buen puñado de tópicos del infierno, donde Spawn tendrá que ir a rescatar a su amada Wanda, aderezados con sangre, fuego y muerte. Y lo mejor de todo, la historia termina dejando a nuestro particular héroe en una posición súper interesante de cara a futuros números.

Un tomo rústica recopilatorio de los números #256-262, de la colección regular USA, que publicó Image Cómics entre 2015-2016, con guión de Todd McFarlane y Erik Larsen, y dibujo de varios autores: El propio Todd McFarlane, Szymon Kudranski, Jonboy Meyers, y el más relevante en esta colección, Erik Larsen, uno de mis favoritos porque es un tío que hace absolutamente lo que de la gana, inventando todo tipo de monstruos y personajes, y metiendo siempre muchísimos personajes en esas viñetas cargadas de acción, con el trazo rápido y grueso que le caracteriza, pero como siempre súper dinámico. Me conquistó con Spider-Man, me enamoró con Savage Dragon, y a día de hoy no ha perdido ni un ápice de frescura. El tomo consta de 160 páginas a todo color que incluye las portadas originales, que también son a cargo de Todd McFarlane y Erik Larsen.

Si os ha gustado lo que os he contado no os lo pensáis, y entrad en la web de Planeta Cómic para adquirirlo a un precio de 16,95€


Reseña: Spawn Satan Saga Wars (Todd McFarlane y Erik Larsen)


Qué tiempos aquellos en los que yo empezaba a ir a librerías y tiendas especializadas, mi interés por los cómics era cada vez mayor, y ya no sólo se limitaban al dominical del ABC, “Gente Menuda”, que nos compraba mi abuelo en los tiempos de antaño, que dirían en Friends. Gente Menuda, publicación por cierto en la que conocí a los dos autores de este tebeo, Todd McFarlane y Erik Larsen, dos de los fundadores de de Image Comics, y de hecho los dos únicos que siguen ahí, con sus respectivas colecciones (Spawn y Savage Dragon), como únicas supervivientes y testigos de aquella maravillosa era en la que Marvel sufrió una “fuga de cerebros” y, seamos sinceros, todos flipábamos muchísimo con lo que publicaba Image, tanto por la calidad del dibujo, del papel, del color, y por qué no, en algunos casos también del guión. Eran tiempos de músculos, dientes dientes (que es lo que les jode), armas y bolsillos, muchos bolsillos. Y era los McFarlane, Larsen, Lee, Liefeld, y Silvestri de entonces los que mejor hacían esas macarradas.

Más de 25 años después de todo aquello llega a mis manos este Spawn: Satan Saga Wars, de la mano de Planeta Cómic. Un tomo que ha resultado ser un soplo de aire fresco a la colección y al personaje, introduce nuevos poderes, habilidades del traje, está lleno de acción, dice adiós al tono serie de épocas anteriores y hace lo mejor que podía hacer, no tomarse en serio a sí mismo, introduciendo al personaje en el infierno para combatir contra quien ya podéis imaginar. Eso es, Satanás, en todo su esplendor, con secuaces tan efectivos como Hellion, demonios de todo tipo, y un buen puñado de tópicos del infierno, donde Spawn tendrá que ir a rescatar a su amada Wanda, aderezados con sangre, fuego y muerte. Y lo mejor de todo, la historia termina dejando a nuestro particular héroe en una posición súper interesante de cara a futuros números.

Un tomo rústica recopilatorio de los números #256-262, de la colección regular USA, que publicó Image Cómics entre 2015-2016, con guión de Todd McFarlane y Erik Larsen, y dibujo de varios autores: El propio Todd McFarlane, Szymon Kudranski, Jonboy Meyers, y el más relevante en esta colección, Erik Larsen, uno de mis favoritos porque es un tío que hace absolutamente lo que de la gana, inventando todo tipo de monstruos y personajes, y metiendo siempre muchísimos personajes en esas viñetas cargadas de acción, con el trazo rápido y grueso que le caracteriza, pero como siempre súper dinámico. Me conquistó con Spider-Man, me enamoró con Savage Dragon, y a día de hoy no ha perdido ni un ápice de frescura. El tomo consta de 160 páginas a todo color que incluye las portadas originales, que también son a cargo de Todd McFarlane y Erik Larsen.

Si os ha gustado lo que os he contado no os lo pensáis, y entrad en la web de Planeta Cómic para adquirirlo a un precio de 16,95€


No hay comentarios:

Publicar un comentario