Desde que vi las primeras imágenes del planeta Crait en la película de Los Últimos Jedi caí rendido a su encanto. Un paraje inhóspito pero con una fuerza visual tremenda causada por la sal roja manada del suelo cada vez que se escarba la superficie blanca del planeta.
Crait fue el lugar que la Resistencia escogió como su último bastión de defensa ante la Primera Orden mientras esperaban el auxilio de la galaxia ante la llamada de socorro de Leia. Pero una de las cosas que me llamó la atención fue la referencia que hicieron a su pasado de base rebelde abandonada y sus instalaciones mineras. Por ello al conocer que Las tormentas de Crait era el volumen que traía Planeta Cómic en una edición rústica de 64 páginas, desee hincarle el diente para conocer más detalles de su historia.
Con guión de Ben Blacker y Ben Acker y dibujo de Mike Mayhew, este cómic nos cuenta una breve aventura del Big Three (Luke, Leia y Han) enmarcada tras los acontecimientos del episodio IV. Leia busca una nueva base para establecer el núcleo de la Rebelión, y uno de los planetas manejados como posible destino es Crait. Allí un antiguo contacto de su padre Bail, llamado Trusk Berinato, puede proporcionarles la seguridad de fijar un nuevo centro de operaciones desde el cual plantar cara a la amenaza del malvado Imperio Galáctico.
En Las Tormentas de Crait veremos a un Luke Skywalker todavía inexperto en la Fuerza, quien muestra más arrojo que habilidad con el sable de luz. También tendremos una dosis de los divertidos altibajos entre Han y Leia en la relación que entre ellos comienza a forjarse, a la vez que descubrimos al interesante Trusk Berinato, de la especie Q’itano, quien destaca tanto por su personalidad como por su diseño de piel violácea y ojos vidriosos muy perturbadores. No faltará la dosis de acción con la pimienta que pondrá el siempre temible Escuadrón Cicatriz del Imperio.
El dibujo fotorrealista de Mayhew en los personajes gana empaque con cada página que pasamos y deja alguna viñeta espectacular con primeros planos del joven Luke usando el sable de luz. En cuanto al guión, Blacker y Acker condensan en apenas 30 páginas una breve historia auto conclusiva que nos cuenta detalles interesantes sobre el pasado de Crait pero que se antojan escasos ante la posibilidad de lo que se deja entrever en los geniales diálogos donde Leia brilla con luz propia.
Pero si se os dan bien las matemáticas veréis que quedaría la otra mitad del volumen por rellenar y esto es porque Planeta incluye la historia DJ: el más buscado, y sí, de nuevo vuelve la conexión con Los Últimos Jedi al traer a la palestra una historia corta en la que conoceremos mejor al misterioso descifrador DJ, interpretado por Benicio Del Toro en la gran pantalla. En esta historia guionizada de nuevo por Ben Blacker y Ben Acker, sabremos que le ocurre a DJ en las horas previas a la llegada de Finn y Rose al planeta Canto Bight.
Este ladino personaje mostrará sus habilidades como pirata informático y descifrador de códigos, artes por las que es vigilado por la propia policía local, peligrosos delincuentes y los turbios dueños de los casinos a los que va desvalijando. Me gusta como el cómic indaga en los bajos fondos y la “fauna” local de este lugar, sacando nuevos personajes y creando en pocas páginas una historia muy coherente y que hila bien con el episodio VIII y la aparición de DJ en la celda. Los lápices en esta ocasión pertenecen al dibujante Kevin Walker quien a pesar de su toque mucho más cartoon, ha respetado el diseño de DJ para reconocer en todo momento al propio Del Toro.
En definitiva podemos decir que Las Tormentas de Crait es un buen producto del nuevo canon que únicamente se ve lastrado por la imposibilidad de ahondar mucho en todo lo que pueda tener algún impacto con la trilogía de secuelas, algo que espero que una vez estrenada la cinta de JJ Abrams este mismo mes de diciembre, sirva como pistoletazo de salida para productos transmedia mucho más ambiciosos en lo que a lore galáctico atañe.


Reseña: Star Wars Las Tormentas de Crait (Ben Acker)



Desde que vi las primeras imágenes del planeta Crait en la película de Los Últimos Jedi caí rendido a su encanto. Un paraje inhóspito pero con una fuerza visual tremenda causada por la sal roja manada del suelo cada vez que se escarba la superficie blanca del planeta.
Crait fue el lugar que la Resistencia escogió como su último bastión de defensa ante la Primera Orden mientras esperaban el auxilio de la galaxia ante la llamada de socorro de Leia. Pero una de las cosas que me llamó la atención fue la referencia que hicieron a su pasado de base rebelde abandonada y sus instalaciones mineras. Por ello al conocer que Las tormentas de Crait era el volumen que traía Planeta Cómic en una edición rústica de 64 páginas, desee hincarle el diente para conocer más detalles de su historia.
Con guión de Ben Blacker y Ben Acker y dibujo de Mike Mayhew, este cómic nos cuenta una breve aventura del Big Three (Luke, Leia y Han) enmarcada tras los acontecimientos del episodio IV. Leia busca una nueva base para establecer el núcleo de la Rebelión, y uno de los planetas manejados como posible destino es Crait. Allí un antiguo contacto de su padre Bail, llamado Trusk Berinato, puede proporcionarles la seguridad de fijar un nuevo centro de operaciones desde el cual plantar cara a la amenaza del malvado Imperio Galáctico.
En Las Tormentas de Crait veremos a un Luke Skywalker todavía inexperto en la Fuerza, quien muestra más arrojo que habilidad con el sable de luz. También tendremos una dosis de los divertidos altibajos entre Han y Leia en la relación que entre ellos comienza a forjarse, a la vez que descubrimos al interesante Trusk Berinato, de la especie Q’itano, quien destaca tanto por su personalidad como por su diseño de piel violácea y ojos vidriosos muy perturbadores. No faltará la dosis de acción con la pimienta que pondrá el siempre temible Escuadrón Cicatriz del Imperio.
El dibujo fotorrealista de Mayhew en los personajes gana empaque con cada página que pasamos y deja alguna viñeta espectacular con primeros planos del joven Luke usando el sable de luz. En cuanto al guión, Blacker y Acker condensan en apenas 30 páginas una breve historia auto conclusiva que nos cuenta detalles interesantes sobre el pasado de Crait pero que se antojan escasos ante la posibilidad de lo que se deja entrever en los geniales diálogos donde Leia brilla con luz propia.
Pero si se os dan bien las matemáticas veréis que quedaría la otra mitad del volumen por rellenar y esto es porque Planeta incluye la historia DJ: el más buscado, y sí, de nuevo vuelve la conexión con Los Últimos Jedi al traer a la palestra una historia corta en la que conoceremos mejor al misterioso descifrador DJ, interpretado por Benicio Del Toro en la gran pantalla. En esta historia guionizada de nuevo por Ben Blacker y Ben Acker, sabremos que le ocurre a DJ en las horas previas a la llegada de Finn y Rose al planeta Canto Bight.
Este ladino personaje mostrará sus habilidades como pirata informático y descifrador de códigos, artes por las que es vigilado por la propia policía local, peligrosos delincuentes y los turbios dueños de los casinos a los que va desvalijando. Me gusta como el cómic indaga en los bajos fondos y la “fauna” local de este lugar, sacando nuevos personajes y creando en pocas páginas una historia muy coherente y que hila bien con el episodio VIII y la aparición de DJ en la celda. Los lápices en esta ocasión pertenecen al dibujante Kevin Walker quien a pesar de su toque mucho más cartoon, ha respetado el diseño de DJ para reconocer en todo momento al propio Del Toro.
En definitiva podemos decir que Las Tormentas de Crait es un buen producto del nuevo canon que únicamente se ve lastrado por la imposibilidad de ahondar mucho en todo lo que pueda tener algún impacto con la trilogía de secuelas, algo que espero que una vez estrenada la cinta de JJ Abrams este mismo mes de diciembre, sirva como pistoletazo de salida para productos transmedia mucho más ambiciosos en lo que a lore galáctico atañe.


No hay comentarios:

Publicar un comentario