Aquel día, la muerte me dio tanto miedo que quise creer en un Dios más fuerte que ella. Y terminé escogiendo una vida parecida a la muerte. Para acostumbrarme.”

El autor suizo Zep (Philippe Chappuis) nos trae este cómic que nos invita a reflexionar sobre la existencia del ser humano en el sentido más poético de la palabra, a través de una la soledad de diversos personajes en distintas épocas. Es un cómic diferente, serio, no sé si decir literario o poético, pero digamos que su narrativa no es la habitual, y que más que contarnos una historia nos invita a la reflexión. Es una obra no apta para todos los públicos.  
"Hace 25 años, William eligió la soledad y el silencio ingresando en la orden cartujana. Cuando una herencia lo obliga a abandonar el monasterio para ir a París, descubrirá un mundo completamente nuevo, cuestionándose certezas forjadas hace tiempo y, sobre todo, reencontrándose con su antigua vida, ahora tan lejos…

Su encuentro con Méry, una joven decidida a aprovechar el poco tiempo que le queda a causa de una enfermedad incurable, lo confrontará con nuevas preguntas y complicará sus elecciones."

El dibujo es muy clásico, parecen ilustraciones a lápiz de las que se suelen hacer en clases de dibujo. Es extraño verlo en un cómic, pero funciona. Las viñetas tienen una distribución clásica de 8 o 9 por página, sólo que los bordes no están dibujados si no que el fondo de cada una de ellas se difumina con el fondo blanco de la página.

La edición que nos trae Planeta Cómic es de tapa dura en tonos lila que hacen un precioso contraste con el beig y anaranjado, son 96 páginas a color, y podéis comprarlo aquí.

Reseña: Un ruido extraño y hermoso (Zep)


Aquel día, la muerte me dio tanto miedo que quise creer en un Dios más fuerte que ella. Y terminé escogiendo una vida parecida a la muerte. Para acostumbrarme.”

El autor suizo Zep (Philippe Chappuis) nos trae este cómic que nos invita a reflexionar sobre la existencia del ser humano en el sentido más poético de la palabra, a través de una la soledad de diversos personajes en distintas épocas. Es un cómic diferente, serio, no sé si decir literario o poético, pero digamos que su narrativa no es la habitual, y que más que contarnos una historia nos invita a la reflexión. Es una obra no apta para todos los públicos.  
"Hace 25 años, William eligió la soledad y el silencio ingresando en la orden cartujana. Cuando una herencia lo obliga a abandonar el monasterio para ir a París, descubrirá un mundo completamente nuevo, cuestionándose certezas forjadas hace tiempo y, sobre todo, reencontrándose con su antigua vida, ahora tan lejos…

Su encuentro con Méry, una joven decidida a aprovechar el poco tiempo que le queda a causa de una enfermedad incurable, lo confrontará con nuevas preguntas y complicará sus elecciones."

El dibujo es muy clásico, parecen ilustraciones a lápiz de las que se suelen hacer en clases de dibujo. Es extraño verlo en un cómic, pero funciona. Las viñetas tienen una distribución clásica de 8 o 9 por página, sólo que los bordes no están dibujados si no que el fondo de cada una de ellas se difumina con el fondo blanco de la página.

La edición que nos trae Planeta Cómic es de tapa dura en tonos lila que hacen un precioso contraste con el beig y anaranjado, son 96 páginas a color, y podéis comprarlo aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario