Max Landis, nominado a los Eisner, guionista de películas como Chronicle o cómics como Superman: American Alien, un tipo variopinto y que como se suele decir por aquí "le pega a todos los palos", nos trae estos nueve números cargados de acción, drama, fantasía, giros de guión y mezcla de géneros que nos ha pillado con la guardia baja.

El cómic nos sitúa en el medievo donde nos encontramos a la Caballeros de Kelodia, Bertwald, Ralphus, Gulliver e Indrid, unos guerreros famosos por sus hazañas, habilidad y fuerza capaces de derrotar ellos solos a todo un ejército, son queridos y aclamados como héroes allí en Kelodia. Pero una fatídica noche todo cambiará para siempre cuando un inesperado ataque provoca un incendio en su ciudad, reduciendo todo a cenizas, provocando el caos y muchas muertes, algunas de ellas cruciales. Ya ha pasado un año de aquél acontecimiento que marcaría sus vidas para siempre, y los Caballeros viven en el exilio o el anonimato recordando tiempos mejores. Un buen día, un joven les visita ya que requiere de su ayuda, necesita a aquellos míticos combatientes para librar a la ciudad de Green Valley de un mago y sus dragones. Pero como bien sabéis, ni los magos ni los dragones existen, con lo cual, o eso piensan ellos. No es el primer elemento fantástico que encontramos, ni el último, pero no queremos desvelar nada relacionado con ello, aunque hay más pistas al respecto de lo que parece, sin ir más lejos en la portada del cómic (guiño guiño).

Hasta aquí tenemos una presentación de los personajes realmente espectacular, ya conocemos sus puntos fuertes, débiles, y seguro que hemos empatizado con ellos, e incluso elegido a nuestro favorito. Tenemos al noble que se debate entre la vida en el anonimato, el retiro del guerrero, o la sangre y lo adicto que resulta el campo de batalla. Tenemos al grandote bonachón, al macarra guerrillero, son estereotipos que funcionan muy bien, y desde luego en este cómic suponen el pilar fundamental de la obra, ya que es un cómic de personajes, y la historia se supedita a ellos, pese a que vamos a encontrarnos con todo menos con lo que nos esperamos. Hay giros de guión, y no uno si no varios, y muy grandes. Y no sólo eso, ya que tenemos mezcla de géneros, que por cierto funciona a las mil maravillas, pero de nuevo siento no poder contar nada al respecto, ya que sería una pena para los que no hayáis leído aún este excelente cómic.

Quedaos con esto, Green Valley es una historia de Caballeros Medievales que tendrán que superar las adversidades, algunas más livianas y otras mucho más duras y personales con el objetivo de seguir adelante siempre.

Ya os he hablado del guionista, pero el dibujo de Giuseppe Camuncoli me ha gustado sobremanera, pese a que no conocía al dibujante (o eso creo). Es limpio, no se complica, y hasta tiene un toque noventero que a mí personalmente me encanta.

En definitiva, Green Valley es una de las sorpresas del año bajo mi punto de vista y un cómic que no debéis perderos. Nos lo trae la Editorial Planeta Cómic, y consta de 224 páginas a todo color con tapa dura.

Reseña: Green Valley (Max Landis)


Max Landis, nominado a los Eisner, guionista de películas como Chronicle o cómics como Superman: American Alien, un tipo variopinto y que como se suele decir por aquí "le pega a todos los palos", nos trae estos nueve números cargados de acción, drama, fantasía, giros de guión y mezcla de géneros que nos ha pillado con la guardia baja.

El cómic nos sitúa en el medievo donde nos encontramos a la Caballeros de Kelodia, Bertwald, Ralphus, Gulliver e Indrid, unos guerreros famosos por sus hazañas, habilidad y fuerza capaces de derrotar ellos solos a todo un ejército, son queridos y aclamados como héroes allí en Kelodia. Pero una fatídica noche todo cambiará para siempre cuando un inesperado ataque provoca un incendio en su ciudad, reduciendo todo a cenizas, provocando el caos y muchas muertes, algunas de ellas cruciales. Ya ha pasado un año de aquél acontecimiento que marcaría sus vidas para siempre, y los Caballeros viven en el exilio o el anonimato recordando tiempos mejores. Un buen día, un joven les visita ya que requiere de su ayuda, necesita a aquellos míticos combatientes para librar a la ciudad de Green Valley de un mago y sus dragones. Pero como bien sabéis, ni los magos ni los dragones existen, con lo cual, o eso piensan ellos. No es el primer elemento fantástico que encontramos, ni el último, pero no queremos desvelar nada relacionado con ello, aunque hay más pistas al respecto de lo que parece, sin ir más lejos en la portada del cómic (guiño guiño).

Hasta aquí tenemos una presentación de los personajes realmente espectacular, ya conocemos sus puntos fuertes, débiles, y seguro que hemos empatizado con ellos, e incluso elegido a nuestro favorito. Tenemos al noble que se debate entre la vida en el anonimato, el retiro del guerrero, o la sangre y lo adicto que resulta el campo de batalla. Tenemos al grandote bonachón, al macarra guerrillero, son estereotipos que funcionan muy bien, y desde luego en este cómic suponen el pilar fundamental de la obra, ya que es un cómic de personajes, y la historia se supedita a ellos, pese a que vamos a encontrarnos con todo menos con lo que nos esperamos. Hay giros de guión, y no uno si no varios, y muy grandes. Y no sólo eso, ya que tenemos mezcla de géneros, que por cierto funciona a las mil maravillas, pero de nuevo siento no poder contar nada al respecto, ya que sería una pena para los que no hayáis leído aún este excelente cómic.

Quedaos con esto, Green Valley es una historia de Caballeros Medievales que tendrán que superar las adversidades, algunas más livianas y otras mucho más duras y personales con el objetivo de seguir adelante siempre.

Ya os he hablado del guionista, pero el dibujo de Giuseppe Camuncoli me ha gustado sobremanera, pese a que no conocía al dibujante (o eso creo). Es limpio, no se complica, y hasta tiene un toque noventero que a mí personalmente me encanta.

En definitiva, Green Valley es una de las sorpresas del año bajo mi punto de vista y un cómic que no debéis perderos. Nos lo trae la Editorial Planeta Cómic, y consta de 224 páginas a todo color con tapa dura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario