Con Shun Umezawa entramos en el terreno de las arenas movedizas, de lo inestable, lo desagradable. En sus relatos estalla los límites de la realidad, los ensancha para mostrarnos el desequilibrio reinante, la alienación, la soledad y a los extremos que hemos de llegar para llenar ese vacío que se sitúa en el centro de cada uno. Y todo ello a través de un proceso de extrañamiento en el que la realidad va perdiendo consistencia y se va amoldando al desequilibrio de sus personajes, unos personajes en constante fuga, una huida hacia ninguna parte.

Queda claro, pues, que este manga no es una lectura fácil, pero sí muy estimulante y provocativa. Vamos, un bofetón para que espabilemos, para que despertemos. Este primer volumen incluye 5 relatos (el último dividido en dos partes), todos ellos centrados sobre la figura del outsider, de aquellas personas incapaces de encajar en su entorno. Quizás la más emblemática, y la que tiene ciertos ecos en algunas otras narraciones, sea Rondó pop: centrado en el mundo del J-Pop, Umezawa realiza un retrato coral de personas que, por un motivo u otro, se han alejado de su entorno y que únicamente les une la música y letra de Sentimental Hypocrite, un grupo amado por unos pocos y detestado por muchos. Sus composiciones desembocarán en una espiral de violencia y esperanza. Posiblemente la narración más desasosegante del conjunto y que bien hubiera podido ocupar todo el volumen por lo interesante de sus personajes y por la propuesta estructural.

Pero la obra no se abre con este relato: Del alba del mar a mediodía es una buena muestra de las propuestas que nos encontraremos. Protagonizado por Mai Kudô, una joven que fue secuestrada por un pervertido, y Ujiie, un joven que es víctima de acoso escolar, pero a su vez es, también, acosador; protagonizado, como decía, por estos dos jóvenes, el relato adquiere tonos oscuros para mostrarnos una sociedad en la que ambos protagonistas no tiene lugar, pero que lucharán para hacerse un hueco en él. Sin amoldarse, esculpiendo en la realidad su propio hogar.

Sobredosis y Alguien voló sobre el nido del instituto son, probablemente, los mangas menos inspirados del recopilatorio, pero aún así mantienen un nivel alto. El primero de ello nos pone en la piel de un mafioso que padece enanismo, con un carácter áspero, pero que, pese a ser rechazados por todos por su físico, esconde tras dura templanza la humanidad que le falta a su entorno. El segundo relato, con un pequeño toque de humor, nos relata el enamoramiento frustrado de su protagonista, un joven estudiante cuyo objeto de amor tiene una relación con su profesor. Un tema complejo y que precisaba de mayor desarrollo: sobre todo por parte del profesor, una figura ambigua y compleja que hubiera ganado mayor consistencia con más páginas y presencia.

Finalmente, el relato que cierra este conjunto, el más polémico y el que mayor desasosiego provoca: How to go. El protagonista, un redactor de una publicación erótica, de poco más de treinta años, casado y a punto de ser padre decide fugarse con un joven al que acaba de conocer tras cometer un delito. Ambos mantienen una relación sexual y delictiva que les lleva hasta el límite en una resolución tan inesperada como delirante. Umezawa cierra este primer volumen con un relato incómodo y angustioso, cuyas implicaciones morales llevarán al límite a su protagonista y a sus lectores.

Cierra, pues, con un broche de oro esta primera entrega de una seria de relatos cortos que, como os decía, quizás no sea para todos los públicos, pues lo temas tratados son peliagudos y complejos y el tono con que los relatas es claramente oscuro y apesadumbrado, pero os aseguro que para todos aquellos que quieran leer una obra valiente y con ideas y desarrollos desasosegantes, este es su manga.

ECC nos trae esta publicación en formato rústica de 256 páginas en blanco y negro, disponible a un precio de 9,95€

Reseña: Con uno y noventa y nueve (Shun Umezawa)


Con Shun Umezawa entramos en el terreno de las arenas movedizas, de lo inestable, lo desagradable. En sus relatos estalla los límites de la realidad, los ensancha para mostrarnos el desequilibrio reinante, la alienación, la soledad y a los extremos que hemos de llegar para llenar ese vacío que se sitúa en el centro de cada uno. Y todo ello a través de un proceso de extrañamiento en el que la realidad va perdiendo consistencia y se va amoldando al desequilibrio de sus personajes, unos personajes en constante fuga, una huida hacia ninguna parte.

Queda claro, pues, que este manga no es una lectura fácil, pero sí muy estimulante y provocativa. Vamos, un bofetón para que espabilemos, para que despertemos. Este primer volumen incluye 5 relatos (el último dividido en dos partes), todos ellos centrados sobre la figura del outsider, de aquellas personas incapaces de encajar en su entorno. Quizás la más emblemática, y la que tiene ciertos ecos en algunas otras narraciones, sea Rondó pop: centrado en el mundo del J-Pop, Umezawa realiza un retrato coral de personas que, por un motivo u otro, se han alejado de su entorno y que únicamente les une la música y letra de Sentimental Hypocrite, un grupo amado por unos pocos y detestado por muchos. Sus composiciones desembocarán en una espiral de violencia y esperanza. Posiblemente la narración más desasosegante del conjunto y que bien hubiera podido ocupar todo el volumen por lo interesante de sus personajes y por la propuesta estructural.

Pero la obra no se abre con este relato: Del alba del mar a mediodía es una buena muestra de las propuestas que nos encontraremos. Protagonizado por Mai Kudô, una joven que fue secuestrada por un pervertido, y Ujiie, un joven que es víctima de acoso escolar, pero a su vez es, también, acosador; protagonizado, como decía, por estos dos jóvenes, el relato adquiere tonos oscuros para mostrarnos una sociedad en la que ambos protagonistas no tiene lugar, pero que lucharán para hacerse un hueco en él. Sin amoldarse, esculpiendo en la realidad su propio hogar.

Sobredosis y Alguien voló sobre el nido del instituto son, probablemente, los mangas menos inspirados del recopilatorio, pero aún así mantienen un nivel alto. El primero de ello nos pone en la piel de un mafioso que padece enanismo, con un carácter áspero, pero que, pese a ser rechazados por todos por su físico, esconde tras dura templanza la humanidad que le falta a su entorno. El segundo relato, con un pequeño toque de humor, nos relata el enamoramiento frustrado de su protagonista, un joven estudiante cuyo objeto de amor tiene una relación con su profesor. Un tema complejo y que precisaba de mayor desarrollo: sobre todo por parte del profesor, una figura ambigua y compleja que hubiera ganado mayor consistencia con más páginas y presencia.

Finalmente, el relato que cierra este conjunto, el más polémico y el que mayor desasosiego provoca: How to go. El protagonista, un redactor de una publicación erótica, de poco más de treinta años, casado y a punto de ser padre decide fugarse con un joven al que acaba de conocer tras cometer un delito. Ambos mantienen una relación sexual y delictiva que les lleva hasta el límite en una resolución tan inesperada como delirante. Umezawa cierra este primer volumen con un relato incómodo y angustioso, cuyas implicaciones morales llevarán al límite a su protagonista y a sus lectores.

Cierra, pues, con un broche de oro esta primera entrega de una seria de relatos cortos que, como os decía, quizás no sea para todos los públicos, pues lo temas tratados son peliagudos y complejos y el tono con que los relatas es claramente oscuro y apesadumbrado, pero os aseguro que para todos aquellos que quieran leer una obra valiente y con ideas y desarrollos desasosegantes, este es su manga.

ECC nos trae esta publicación en formato rústica de 256 páginas en blanco y negro, disponible a un precio de 9,95€

No hay comentarios:

Publicar un comentario