La editorial Planeta Cómic nos vuelve a llevar a esa galaxia muy, muy lejana de la mano del recopilatorio en tapa dura Doctora Aphra, donde nos cuentan la historia de uno de los personajes más noveles del universo expandido que gira en torno a Star Wars. En este segundo volumen en tapa dura que nos trae Planeta Cómic se recopilan los números 9 a 13 y el Anual 1 de la serie de Doctora Aphra previamente publicados.

Para quien no la conozca todavía, Aphra es un trasunto de buscavidas, arqueóloga y aventurera a quien los problemas parecen dar caza antes o temprano y su presencia en el nuevo canon ha levantado pasiones enfrentadas entre los seguidores de la popular franquicia galáctica. La buena doctora fue un personaje surgido en la serie regular Darth Vader que Marvel decidió finiquitar siendo una de las primeras grandes cancelaciones del nuevo Universo Expandido. Pero los lectores quedaron muy satisfechos con la aparición de Chelli Lona Aphra, una cazadora de tesoros a la que siempre le han interesado los artefactos y reliquias más extraños de la galaxia. El vínculo con el lord oscuro Darth Vader se inició cuando este la reclutó para obtener un ejército de droides y es por ello que el marco temporal de este personaje nos sitúa entre lo acontecido tras Una Nueva Esperanza y El Imperio Contraataca.

En este tomo que ha lanzado recientemente planeta no se nos cuenta la historia del personaje desde sus orígenes, si no que se recopilan dos arcos argumentales que profundizan más en su trasfondo. El primero de ellos es La doctora Aphra y el gran beneficio y nos sitúa tras sucesos que llevaron a Aphra y Luke Skywalker a activar el cristal de Rur. La doctora se queda este poderoso artefacto ancestral que encierra la consciencia de un antiguo Jedi capaz de controlar las máquinas a voluntad. Dicha habilidad le servirá a Aphra para montar una subasta con el objeto de amasar una gran puja por parte los compradores interesados. Entre estos sujetos interesados se encuentran desde importantes criminales como Papa Toren (quien también aparece en otros cómics como el de Lando), socios del cartel Hutt o miembros de la Universidad de la Sombra, quienes ofrecerán a Aphra poder seguir estudiando a Rur si escoge su oferta como la ganadora.

Lo que parecía un plan sencillo con Aphra nunca lo acaba siendo y enseguida la base donde se celebraba la subasta se sume en un caos de muerte, disparos y explosiones con la liberación de Rur gracias a la posesión de un cuerpo robótico y a empuñar dos sables láser. La situación se pondrá más peliaguda para Aphra cuando llegue la persona a la que más teme en el universo: el propio Darth Vader.

El guión a cargo de Kieron Gillen otorga mucho protagonismo a los partenaires de Aphra: el inclemente wookie Krrsantan y los androides Triple cero y BT-1. Todos ellos comparten en común el ser una especia de versión oscura de personajes que al lector le serán mucho más reconocibles como son Chewbacca, C3PO y R2D2. La historia ofrece giros interesantes debido al carácter rebelde y volátil de los compañeros de Aphra y por si fuera poco, el añadido de ver en acción a Darth Vader, uno de los villanos por antonomasia del celuloide.

Se incluye además una historia en la que veremos los orígenes de Krrsantan El Negro y como llega a contraer esa extraña deuda de vida que le hace buscar a los que cambiaron su vida para siempre para correspondérseles del mismo modo, para su desgracia. En esta segunda historia el protagonismo será todo para el wookie y tanto Aphra como los androides quedarán relegados a un segundo plano.

El dibujo corre a cargo de Kev Walker y el entintado vendrá firmado por Marc Deering, dando como resultado un arte muy fresco y colorido y en parte más cercano al cómic de superhéroes que lo que estamos acostumbrados a ver en el universo Star Wars.

En definitiva y al ser un segundo volumen, este tomo recopilatorio de Doctora Aphra está recomendado sobre todo a la legión de fans que descubrieron al personaje anteriormente y se han quedado con ganas de conocer más acerca de ella y de sus compañeros de viaje, aunque si bien es cierto, la historia que nos plantea no es nada profunda en cuanto al impacto en el universo Star Wars. Por el contrario, el lector más purista que tenga apego a los personajes tradicionales y conocidos por todos, tendrá en la presencia de Darth Vader casi la única excusa para acercarse a este cómic y ver como vuelve a hacer uso del poder del lado oscuro de la Fuerza.

Reseña: Star Wars Doctora Aphra nº 02 (Kieron Gillen)


La editorial Planeta Cómic nos vuelve a llevar a esa galaxia muy, muy lejana de la mano del recopilatorio en tapa dura Doctora Aphra, donde nos cuentan la historia de uno de los personajes más noveles del universo expandido que gira en torno a Star Wars. En este segundo volumen en tapa dura que nos trae Planeta Cómic se recopilan los números 9 a 13 y el Anual 1 de la serie de Doctora Aphra previamente publicados.

Para quien no la conozca todavía, Aphra es un trasunto de buscavidas, arqueóloga y aventurera a quien los problemas parecen dar caza antes o temprano y su presencia en el nuevo canon ha levantado pasiones enfrentadas entre los seguidores de la popular franquicia galáctica. La buena doctora fue un personaje surgido en la serie regular Darth Vader que Marvel decidió finiquitar siendo una de las primeras grandes cancelaciones del nuevo Universo Expandido. Pero los lectores quedaron muy satisfechos con la aparición de Chelli Lona Aphra, una cazadora de tesoros a la que siempre le han interesado los artefactos y reliquias más extraños de la galaxia. El vínculo con el lord oscuro Darth Vader se inició cuando este la reclutó para obtener un ejército de droides y es por ello que el marco temporal de este personaje nos sitúa entre lo acontecido tras Una Nueva Esperanza y El Imperio Contraataca.

En este tomo que ha lanzado recientemente planeta no se nos cuenta la historia del personaje desde sus orígenes, si no que se recopilan dos arcos argumentales que profundizan más en su trasfondo. El primero de ellos es La doctora Aphra y el gran beneficio y nos sitúa tras sucesos que llevaron a Aphra y Luke Skywalker a activar el cristal de Rur. La doctora se queda este poderoso artefacto ancestral que encierra la consciencia de un antiguo Jedi capaz de controlar las máquinas a voluntad. Dicha habilidad le servirá a Aphra para montar una subasta con el objeto de amasar una gran puja por parte los compradores interesados. Entre estos sujetos interesados se encuentran desde importantes criminales como Papa Toren (quien también aparece en otros cómics como el de Lando), socios del cartel Hutt o miembros de la Universidad de la Sombra, quienes ofrecerán a Aphra poder seguir estudiando a Rur si escoge su oferta como la ganadora.

Lo que parecía un plan sencillo con Aphra nunca lo acaba siendo y enseguida la base donde se celebraba la subasta se sume en un caos de muerte, disparos y explosiones con la liberación de Rur gracias a la posesión de un cuerpo robótico y a empuñar dos sables láser. La situación se pondrá más peliaguda para Aphra cuando llegue la persona a la que más teme en el universo: el propio Darth Vader.

El guión a cargo de Kieron Gillen otorga mucho protagonismo a los partenaires de Aphra: el inclemente wookie Krrsantan y los androides Triple cero y BT-1. Todos ellos comparten en común el ser una especia de versión oscura de personajes que al lector le serán mucho más reconocibles como son Chewbacca, C3PO y R2D2. La historia ofrece giros interesantes debido al carácter rebelde y volátil de los compañeros de Aphra y por si fuera poco, el añadido de ver en acción a Darth Vader, uno de los villanos por antonomasia del celuloide.

Se incluye además una historia en la que veremos los orígenes de Krrsantan El Negro y como llega a contraer esa extraña deuda de vida que le hace buscar a los que cambiaron su vida para siempre para correspondérseles del mismo modo, para su desgracia. En esta segunda historia el protagonismo será todo para el wookie y tanto Aphra como los androides quedarán relegados a un segundo plano.

El dibujo corre a cargo de Kev Walker y el entintado vendrá firmado por Marc Deering, dando como resultado un arte muy fresco y colorido y en parte más cercano al cómic de superhéroes que lo que estamos acostumbrados a ver en el universo Star Wars.

En definitiva y al ser un segundo volumen, este tomo recopilatorio de Doctora Aphra está recomendado sobre todo a la legión de fans que descubrieron al personaje anteriormente y se han quedado con ganas de conocer más acerca de ella y de sus compañeros de viaje, aunque si bien es cierto, la historia que nos plantea no es nada profunda en cuanto al impacto en el universo Star Wars. Por el contrario, el lector más purista que tenga apego a los personajes tradicionales y conocidos por todos, tendrá en la presencia de Darth Vader casi la única excusa para acercarse a este cómic y ver como vuelve a hacer uso del poder del lado oscuro de la Fuerza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario