A punto de que “Han Solo: Una historia de Star Wars” vuelva a poner de actualidad los spin off de la saga galáctica más famosa de todos los tiempos, Planeta Cómic lanza en España la adaptación en España de Rogue One que, pese a continuar la línea marcada por su homóloga El despertar de la fuerza, va un paso más lejos que esta a la hora de profundizar en personajes y explorar puntos de la trama que quedaron algo cojos en la cinta estrenada hace poco más de un año.

El cómic de Rogue One ha reunido a diversos autores y artistas para crear una obra que cumpla tanto en calidad como en textos, teniendo siempre la inamovible referencia de la película en la mente del lector pero sabiendo ofrecer cosas frescas muy interesantes. Por un lado tenemos al frente del guión a Jody Houser, autora recurrente de Marvel y Valiant que le ha cogido el gusto a esto de escribir sobre Star Wars ya que de su puño y letra también sale la historia de los cómics de Thrawn y de Force of Destiny: Rey. En los lápices tenemos al trio formado por Laiso, Bazaldua y Villanelli , y al frente del color a Rachelle Rosenberg.

En esta ocasión nos muestran una historia en la que Houser que lejos de ceñirse al corsé de lo mostrado en el filme de Gareth Edwards, ahonda en la historia de sus protagonistas, dando pinceladas sobre el pasado de Saw o la motivación de Bodhi entre otros ejemplos. Incluso desarrollar ligeramente un arco romántico entre el capitán Cassian y Jyn, algo que el espectador pudo presuponer en la película y que aquí se deja más algo más claro. Este último punto no es algo que moleste ya que no se hace de manera explícita pero comprendemos mejor porque Cassian no dispara a Galen, y aunque puede que chirríe a los más puristas, lo agradecerán buena parte de aquellos que buscamos en el cómic una aproximación algo diferente y que va más allá del filme. Tampoco nos engañemos, nos cuentan la misma historia en ocasiones replicada exactamente, pero también endremos detalles sobre la vida de Jyn junto a Saw, un fugaz encuentro de niñas con la princesa Leia o la petición de ayuda de Galen a Bodhi.

Donde existen más diferencias es en la estructura de la historia, mostrando la aparición de personajes o el uso de flashbacks en distinta cronología a como lo vimos en el cine, algo que ayuda al lector novel a comprender algo mejor la historia en su conjunto, pese a contar con la complejidad de no poder desarrollar las escenas tan profundamente. Precisamente en este punto es cierto que nos encontraremos con algunas sombras y es que replicar escenas de tanto dramatismo como la destrucción de Jedha o el gran momento de Vader no es fácil y la comparativa aquí cae del lado de la película sin duda.

En cuanto al arte tenemos más virtudes que defectos, con un buen equilibrio entre el detallado de los personajes, sobre todo en sus rostros, y el resto de elementos en escena. Hay ocasiones en las que la superposición de elementos en primer plano tiene un trazo excesivamente marcado que resta en lo estético, pero por otra parte se juega muy bien con planos y ángulos sabiendo destacar a la perfección los elementos importantes y ayudando sobre todo en las escenas de acción a meter al lector de lleno en la página, algo que ha agradecido quien suscribe estas líneas.

El tomo editado por Planeta Cómic acaba además con el primer número del cómic de Cassian & K2SO, una precuela de Rogue One donde nos relataran cómo se conocieron estos dos personajes y qué clase de aventuras vivieron juntos para curtirlos hasta que conocen a Jyn Erso en el primer spin off cinematográfico de Star Wars. Escrito por Duane Swierczynski y contando con el arte de Fernando Blanco, en el primer número aquí incluido a modo de bonus seremos testigos del primer encuentro nada amistoso entre el capitán de la rebelión y el androide imperial. Ya desde el principio se nos deja entrever una historia donde la clandestinidad y el subterfugio serán tónica habitual y donde el tono deslavazado del dibujo casa muy bien con la historia contada.


En resumen, si os gustó Rogue One, la adaptación al cómic es una manera perfecta de complementar la experiencia de la película sin tener que recurrir a pasar por la novelización y aunque habrá que contemplar tratamientos algo distintos a ciertos personajes, no se traiciona el espíritu de ellos y podremos comprender mejor muchos de sus actos. Eso sí, preparaos para aceptar que se pierda fuerza visual en momentos épicos como las batallas de naves, la destrucción de Jedha o con Vader mostrando su poder de forma implacable. 

Reseña: Star Wars Rogue One (tomo recopilatorio)


A punto de que “Han Solo: Una historia de Star Wars” vuelva a poner de actualidad los spin off de la saga galáctica más famosa de todos los tiempos, Planeta Cómic lanza en España la adaptación en España de Rogue One que, pese a continuar la línea marcada por su homóloga El despertar de la fuerza, va un paso más lejos que esta a la hora de profundizar en personajes y explorar puntos de la trama que quedaron algo cojos en la cinta estrenada hace poco más de un año.

El cómic de Rogue One ha reunido a diversos autores y artistas para crear una obra que cumpla tanto en calidad como en textos, teniendo siempre la inamovible referencia de la película en la mente del lector pero sabiendo ofrecer cosas frescas muy interesantes. Por un lado tenemos al frente del guión a Jody Houser, autora recurrente de Marvel y Valiant que le ha cogido el gusto a esto de escribir sobre Star Wars ya que de su puño y letra también sale la historia de los cómics de Thrawn y de Force of Destiny: Rey. En los lápices tenemos al trio formado por Laiso, Bazaldua y Villanelli , y al frente del color a Rachelle Rosenberg.

En esta ocasión nos muestran una historia en la que Houser que lejos de ceñirse al corsé de lo mostrado en el filme de Gareth Edwards, ahonda en la historia de sus protagonistas, dando pinceladas sobre el pasado de Saw o la motivación de Bodhi entre otros ejemplos. Incluso desarrollar ligeramente un arco romántico entre el capitán Cassian y Jyn, algo que el espectador pudo presuponer en la película y que aquí se deja más algo más claro. Este último punto no es algo que moleste ya que no se hace de manera explícita pero comprendemos mejor porque Cassian no dispara a Galen, y aunque puede que chirríe a los más puristas, lo agradecerán buena parte de aquellos que buscamos en el cómic una aproximación algo diferente y que va más allá del filme. Tampoco nos engañemos, nos cuentan la misma historia en ocasiones replicada exactamente, pero también endremos detalles sobre la vida de Jyn junto a Saw, un fugaz encuentro de niñas con la princesa Leia o la petición de ayuda de Galen a Bodhi.

Donde existen más diferencias es en la estructura de la historia, mostrando la aparición de personajes o el uso de flashbacks en distinta cronología a como lo vimos en el cine, algo que ayuda al lector novel a comprender algo mejor la historia en su conjunto, pese a contar con la complejidad de no poder desarrollar las escenas tan profundamente. Precisamente en este punto es cierto que nos encontraremos con algunas sombras y es que replicar escenas de tanto dramatismo como la destrucción de Jedha o el gran momento de Vader no es fácil y la comparativa aquí cae del lado de la película sin duda.

En cuanto al arte tenemos más virtudes que defectos, con un buen equilibrio entre el detallado de los personajes, sobre todo en sus rostros, y el resto de elementos en escena. Hay ocasiones en las que la superposición de elementos en primer plano tiene un trazo excesivamente marcado que resta en lo estético, pero por otra parte se juega muy bien con planos y ángulos sabiendo destacar a la perfección los elementos importantes y ayudando sobre todo en las escenas de acción a meter al lector de lleno en la página, algo que ha agradecido quien suscribe estas líneas.

El tomo editado por Planeta Cómic acaba además con el primer número del cómic de Cassian & K2SO, una precuela de Rogue One donde nos relataran cómo se conocieron estos dos personajes y qué clase de aventuras vivieron juntos para curtirlos hasta que conocen a Jyn Erso en el primer spin off cinematográfico de Star Wars. Escrito por Duane Swierczynski y contando con el arte de Fernando Blanco, en el primer número aquí incluido a modo de bonus seremos testigos del primer encuentro nada amistoso entre el capitán de la rebelión y el androide imperial. Ya desde el principio se nos deja entrever una historia donde la clandestinidad y el subterfugio serán tónica habitual y donde el tono deslavazado del dibujo casa muy bien con la historia contada.


En resumen, si os gustó Rogue One, la adaptación al cómic es una manera perfecta de complementar la experiencia de la película sin tener que recurrir a pasar por la novelización y aunque habrá que contemplar tratamientos algo distintos a ciertos personajes, no se traiciona el espíritu de ellos y podremos comprender mejor muchos de sus actos. Eso sí, preparaos para aceptar que se pierda fuerza visual en momentos épicos como las batallas de naves, la destrucción de Jedha o con Vader mostrando su poder de forma implacable. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario