Batman El Caballero Oscuro “Amanecer Dorado” es una recopilación con el primer arco argumental de la serie “Dark Night” o “Caballero Oscuro”. Una serie capitaneada por David Finch, dibujante y guionista de la mejores historias que se han podido leer de “El Caballero Luna” en Marvel, y que no duró demasiado ya que fue fulminada con la llegada, para bien o para mal, de esa etapa, breve también, que fue los “Nuevos 52”.

En esta nueva serie se nos cuenta la historia de la desaparición de Golden Dawn, una amiga de la infancia de Bruce Wayne y que lleva de cabeza a todo el departamento de policía de Gotham. Tanto es así que incluso policías de Metrópolis se han acercado a la ciudad para arrimar el hombro. Batman no tardará en descubrir que Killer Croc y el Pingüino están tras el secuestro de la joven pero esto es solo la punta del iceberg, el señor de la noche no podía imaginar los poderes ocultos que también andan tras Golden Dawn.
Así pues nos encontramos ante una historia que incluye en sus páginas un secuestro, Killer Croc, el Pingüino, sectas, demonios, conspiraciones y un montón de elementos para convertirse en uno de los mejores comics de Batman de los últimos tiempos pero que por varios problemas no termina de explotar.

Finch crea un guión con una premisa muy buena y que para cimentar la historia incluso se toma la libertad de añadir nuevos datos a la retrocontinuidad de la vida del millonario Bruce Wayne creando una infancia junto Golden Dawn, dejando incluso entrever que llegó a existir un interés romántico entre ambos para poder añadir con ello un interés “más” personal del hombre murciélago en la búsqueda de la joven. Durante los primeros números la historia va tomando carrerilla y avanza con paso firme apoyada en un dibujo increíblemente impactante y duro. El problema viene que a mitad de la historia todo se acelera, se toman decisiones narrativas más que cuestionables para acabar con un final, que siendo generosos, llamaremos abrupto. Un ejemplo de estas decisiones es la adición de personajes a la trama sin ningún tipo de explicación o motivo como es el caso, por ejemplo, de Jason Blood que aparece sin venir a cuento para realizar una subtrama que tampoco te explican o el porqué de la inclusión en la trama del Pingüino y lo que tiene que ver con la joven o la aparición de una joven capaz de robar el batmovil y de la que nunca más se supo. Con lo cual a partir de la mitad del tomo la historia comienza a llenarse preguntas y más preguntas mientras continúas leyendo con la esperanza de que, llegado el momento, alguien aclare un poco la cosa...pero esto al final tampoco sucede.

En la parte del dibujo nos encontramos, como ya hemos dicho antes, con un comic muy impactante. La labor de Finch tras los pinceles es sobresaliente. El autor y dibujante nos regala a los lectores unos personajes con unos diseños grandes y espectaculares, el traje de Batman, su batmovil o el nuevo aspecto del Pingüino nos dejaran boquiabiertos y por si nos parecía poco se recrea con unas geniales y detalladas escenas de acción que llenarán de manera maravillosa las páginas del comic. Finch imprime un gran ritmo al cómic con una narrativa visual muy potente y un uso de las luces y sombras muy acertado. También tenemos que nombrar a Jason Fabok y Scott William que echan una mano a los lápices y que mantienen el tipo en todo momento llegando a no saber cuándo termina Finch y comienzan sus aprendices.

Estamos ante un buen cómic, con un ritmo audaz, un dibujo muy bueno y con una idea muy interesante pero que podría haber sido mucho más, muchísimo más si no se perdiera en sin sentidos argumentales que no responden nada más que a prisas para terminar la historia debido, seguramente, a la inminente llegada de “Los Nuevos 52” y esto da mucha rabia porque en las viñetas se vislumbra material para realizar una historia donde nuestro murciélago favorito tendría que desenvolverse en un territorio tan fascinante como el sobrenatural y dar situaciones que nunca antes hemos visto. Aun con todo y gracias a su ajustado precio merece la pena tenerlo en nuestras estanterías.


Reseña: Batman Amanecer Dorado (David Finch)


Batman El Caballero Oscuro “Amanecer Dorado” es una recopilación con el primer arco argumental de la serie “Dark Night” o “Caballero Oscuro”. Una serie capitaneada por David Finch, dibujante y guionista de la mejores historias que se han podido leer de “El Caballero Luna” en Marvel, y que no duró demasiado ya que fue fulminada con la llegada, para bien o para mal, de esa etapa, breve también, que fue los “Nuevos 52”.

En esta nueva serie se nos cuenta la historia de la desaparición de Golden Dawn, una amiga de la infancia de Bruce Wayne y que lleva de cabeza a todo el departamento de policía de Gotham. Tanto es así que incluso policías de Metrópolis se han acercado a la ciudad para arrimar el hombro. Batman no tardará en descubrir que Killer Croc y el Pingüino están tras el secuestro de la joven pero esto es solo la punta del iceberg, el señor de la noche no podía imaginar los poderes ocultos que también andan tras Golden Dawn.
Así pues nos encontramos ante una historia que incluye en sus páginas un secuestro, Killer Croc, el Pingüino, sectas, demonios, conspiraciones y un montón de elementos para convertirse en uno de los mejores comics de Batman de los últimos tiempos pero que por varios problemas no termina de explotar.

Finch crea un guión con una premisa muy buena y que para cimentar la historia incluso se toma la libertad de añadir nuevos datos a la retrocontinuidad de la vida del millonario Bruce Wayne creando una infancia junto Golden Dawn, dejando incluso entrever que llegó a existir un interés romántico entre ambos para poder añadir con ello un interés “más” personal del hombre murciélago en la búsqueda de la joven. Durante los primeros números la historia va tomando carrerilla y avanza con paso firme apoyada en un dibujo increíblemente impactante y duro. El problema viene que a mitad de la historia todo se acelera, se toman decisiones narrativas más que cuestionables para acabar con un final, que siendo generosos, llamaremos abrupto. Un ejemplo de estas decisiones es la adición de personajes a la trama sin ningún tipo de explicación o motivo como es el caso, por ejemplo, de Jason Blood que aparece sin venir a cuento para realizar una subtrama que tampoco te explican o el porqué de la inclusión en la trama del Pingüino y lo que tiene que ver con la joven o la aparición de una joven capaz de robar el batmovil y de la que nunca más se supo. Con lo cual a partir de la mitad del tomo la historia comienza a llenarse preguntas y más preguntas mientras continúas leyendo con la esperanza de que, llegado el momento, alguien aclare un poco la cosa...pero esto al final tampoco sucede.

En la parte del dibujo nos encontramos, como ya hemos dicho antes, con un comic muy impactante. La labor de Finch tras los pinceles es sobresaliente. El autor y dibujante nos regala a los lectores unos personajes con unos diseños grandes y espectaculares, el traje de Batman, su batmovil o el nuevo aspecto del Pingüino nos dejaran boquiabiertos y por si nos parecía poco se recrea con unas geniales y detalladas escenas de acción que llenarán de manera maravillosa las páginas del comic. Finch imprime un gran ritmo al cómic con una narrativa visual muy potente y un uso de las luces y sombras muy acertado. También tenemos que nombrar a Jason Fabok y Scott William que echan una mano a los lápices y que mantienen el tipo en todo momento llegando a no saber cuándo termina Finch y comienzan sus aprendices.

Estamos ante un buen cómic, con un ritmo audaz, un dibujo muy bueno y con una idea muy interesante pero que podría haber sido mucho más, muchísimo más si no se perdiera en sin sentidos argumentales que no responden nada más que a prisas para terminar la historia debido, seguramente, a la inminente llegada de “Los Nuevos 52” y esto da mucha rabia porque en las viñetas se vislumbra material para realizar una historia donde nuestro murciélago favorito tendría que desenvolverse en un territorio tan fascinante como el sobrenatural y dar situaciones que nunca antes hemos visto. Aun con todo y gracias a su ajustado precio merece la pena tenerlo en nuestras estanterías.


No hay comentarios:

Publicar un comentario