Las manías nunca son buenas, siempre comienzan como una idea o pensamiento equivocado que al igual que un virus va infestando y apoderándose de nuestro cerebro y lo que al principio siempre parecen tics o comportamientos graciosos, excéntricos como se denominan ahora para quedar más “Esnob", al final derivan en obsesiones que lamentablemente llegan a alterar de manera irreparable el comportamiento y la vida normal de una persona terminando, en los casos más extremos, en paranoias que trastornan a las mentes de las personas.

Es una idea sencilla y curiosa a la par que muy poderosa: en qué punto una manía comienza a convertirse en un tic o en una obsesión. Cuando y como va avanzando inexorablemente hacia la paranoia. Este es el punto de partida desde el que Junji Ito, el maestro del terror japonés, arranca su relato y que nos arrastrará hacia una espiral llena de los más locos delirios que su mente es capaz de imaginar durante las más de 600 páginas que componen este recopilatorio en el que Planeta Cómic reúne todos los tomos de la historia de Uzumaki.

Kurouzu es una pequeña localidad japonesa a orillas del mar. Ubicada entre acantilados y dominada por un imponente faro, podría ser la imagen del típico paisaje costero japonés. Pero algo sombrío está ocurriendo en Kurouzu, algo está haciendo que sus habitantes comiencen a comportarse de manera extraña y donde están aconteciendo sucesos de la índole más perversa. Kirie Goshima, una joven estudiante de instituto, y su novio Shuichi Saito parecen ser los únicos que se percatan de esta situación y asisten impotentes al avance de este mal. Observadores de como todo el mundo es inmerso en una espiral de terror y perversión.

Esta sería la carta de presentación con la que nos situamos frente a este manga. Aunque Uzumaki no es una novela con una historia continuada al uso, es más un compendio de episodios autoconclusivos que tienen como nexo común a la maldición que ha envuelto a la pequeña población y a nuestra pareja protagonista. Así pues veremos cómo se desarrolla lo que podríamos denominar como “El Suceso de la Semana” y cómo Kirie y Shuichi se ven arrastrados en él, y cómo sobreviven al mismo. He aquí una de las mayores virtudes y a la vez problema de Uzumaki. Y es que gracias a este formato episodico nos encontramos con historias muy inspiradas, terroríficas e inquietantes donde el autor consigue atraparnos por completo y que nos trasladan a situaciones absurda y deliciosamente bizarras donde se nota la malsana obsesión del mangaca japones por el terror pero por contra también nos toparemos con otras bastante aburridas y anodinas que parecen de relleno, pues no solo la trama no te atrapa, sino que carece de sentido alguno en el rio general del relato, ademas de no hacer avanzar a los personajes hacia ninguna dirección, un ejemplo de este caso sería la historia de “caja sorpresa”.

Otro de los problemas con los que me he topado en el argumento son los personajes. Si bien la pareja protagonista está bien resuelta y Junji Ito hace un excelente trabajo a la hora de describirnos y darles su personalidad y carisma no podemos decir lo mismo del resto de personajes recurrentes que suelen aparecer en las historias. Todos son planos y casi fotocopias de los estereotipos comunes en las cómics y es una pena pues tras más de 650 páginas esperábamos encontrar algo más que personajes secundarios anodinos e incluso en alguna que otra ocasión vulgares.

Donde no defrauda la obra de Ito es en el dibujo. Proporcionado, perfecto y detallista en todo momento hacen de las historias un placer visual que ayuda a que las tramas vayan avanzando en cada episodio y que van creando poco a poco una atmósfera opresiva, que por momentos, afectará tanto al lector como a los personajes. Pero es en las ocasiones en las que se tiene que mostrar la parte más terrorífica y perturbadora de la obra donde el autor se desata. Aquí se pisa el acelerador, se cargan los pinceles y se desata esa asombrosa potencia visual que el autor imprime a las escenas gore mostrando el lado más macabro de la obra. Deformidades, mutaciones, amputaciones, muertes…todo plasmado de manera sencilla y eficaz con escenas que nos harán desviar la mirada a la vez que la curiosidad nos empujara a fijarnos en todos los detalles.

Con todo lo dicho queda claro que, como todas las obras de Junji Ito, este tomo no es para todos los públicos. Si no te atrapa con las primeras historias más vale que dejes de leer pues sin duda no es para ti. En cambio si quedas hipnotizado con ellas no podrás dejar de leerlo pues disfrutaras de todas las historias, de las buenas porque son realmente absorventes y las que no son tan buenas por la potencia visual de las mismas. Dejate hipnotizar por Uzumaki...dejate llevar por su espiral.

Puedes adquirir este tomo aquí: https://www.planetadelibros.com/libro-uzumaki-integral/251132

Reseña: Uzumaki (Integral), de Junji Ito.


Las manías nunca son buenas, siempre comienzan como una idea o pensamiento equivocado que al igual que un virus va infestando y apoderándose de nuestro cerebro y lo que al principio siempre parecen tics o comportamientos graciosos, excéntricos como se denominan ahora para quedar más “Esnob", al final derivan en obsesiones que lamentablemente llegan a alterar de manera irreparable el comportamiento y la vida normal de una persona terminando, en los casos más extremos, en paranoias que trastornan a las mentes de las personas.

Es una idea sencilla y curiosa a la par que muy poderosa: en qué punto una manía comienza a convertirse en un tic o en una obsesión. Cuando y como va avanzando inexorablemente hacia la paranoia. Este es el punto de partida desde el que Junji Ito, el maestro del terror japonés, arranca su relato y que nos arrastrará hacia una espiral llena de los más locos delirios que su mente es capaz de imaginar durante las más de 600 páginas que componen este recopilatorio en el que Planeta Cómic reúne todos los tomos de la historia de Uzumaki.

Kurouzu es una pequeña localidad japonesa a orillas del mar. Ubicada entre acantilados y dominada por un imponente faro, podría ser la imagen del típico paisaje costero japonés. Pero algo sombrío está ocurriendo en Kurouzu, algo está haciendo que sus habitantes comiencen a comportarse de manera extraña y donde están aconteciendo sucesos de la índole más perversa. Kirie Goshima, una joven estudiante de instituto, y su novio Shuichi Saito parecen ser los únicos que se percatan de esta situación y asisten impotentes al avance de este mal. Observadores de como todo el mundo es inmerso en una espiral de terror y perversión.

Esta sería la carta de presentación con la que nos situamos frente a este manga. Aunque Uzumaki no es una novela con una historia continuada al uso, es más un compendio de episodios autoconclusivos que tienen como nexo común a la maldición que ha envuelto a la pequeña población y a nuestra pareja protagonista. Así pues veremos cómo se desarrolla lo que podríamos denominar como “El Suceso de la Semana” y cómo Kirie y Shuichi se ven arrastrados en él, y cómo sobreviven al mismo. He aquí una de las mayores virtudes y a la vez problema de Uzumaki. Y es que gracias a este formato episodico nos encontramos con historias muy inspiradas, terroríficas e inquietantes donde el autor consigue atraparnos por completo y que nos trasladan a situaciones absurda y deliciosamente bizarras donde se nota la malsana obsesión del mangaca japones por el terror pero por contra también nos toparemos con otras bastante aburridas y anodinas que parecen de relleno, pues no solo la trama no te atrapa, sino que carece de sentido alguno en el rio general del relato, ademas de no hacer avanzar a los personajes hacia ninguna dirección, un ejemplo de este caso sería la historia de “caja sorpresa”.

Otro de los problemas con los que me he topado en el argumento son los personajes. Si bien la pareja protagonista está bien resuelta y Junji Ito hace un excelente trabajo a la hora de describirnos y darles su personalidad y carisma no podemos decir lo mismo del resto de personajes recurrentes que suelen aparecer en las historias. Todos son planos y casi fotocopias de los estereotipos comunes en las cómics y es una pena pues tras más de 650 páginas esperábamos encontrar algo más que personajes secundarios anodinos e incluso en alguna que otra ocasión vulgares.

Donde no defrauda la obra de Ito es en el dibujo. Proporcionado, perfecto y detallista en todo momento hacen de las historias un placer visual que ayuda a que las tramas vayan avanzando en cada episodio y que van creando poco a poco una atmósfera opresiva, que por momentos, afectará tanto al lector como a los personajes. Pero es en las ocasiones en las que se tiene que mostrar la parte más terrorífica y perturbadora de la obra donde el autor se desata. Aquí se pisa el acelerador, se cargan los pinceles y se desata esa asombrosa potencia visual que el autor imprime a las escenas gore mostrando el lado más macabro de la obra. Deformidades, mutaciones, amputaciones, muertes…todo plasmado de manera sencilla y eficaz con escenas que nos harán desviar la mirada a la vez que la curiosidad nos empujara a fijarnos en todos los detalles.

Con todo lo dicho queda claro que, como todas las obras de Junji Ito, este tomo no es para todos los públicos. Si no te atrapa con las primeras historias más vale que dejes de leer pues sin duda no es para ti. En cambio si quedas hipnotizado con ellas no podrás dejar de leerlo pues disfrutaras de todas las historias, de las buenas porque son realmente absorventes y las que no son tan buenas por la potencia visual de las mismas. Dejate hipnotizar por Uzumaki...dejate llevar por su espiral.

Puedes adquirir este tomo aquí: https://www.planetadelibros.com/libro-uzumaki-integral/251132

No hay comentarios:

Publicar un comentario