Y esta semana toca hablar de juegos de cartas en los videojuegos, un género en pleno auge que se ha tratado poco o nada en el mundillo de los podcast. Hablaremos de nuestras primeras experiencias con Triple Triad y Tetra Master, y nos centraremos sobre todo en Magic The Gathering y Hearthstone, aunque también comentaremos muchos otros.
 

¡NUEVO PROGRAMA! RDM 5x28 – Juegos de cartas en los videojuegos


Cuando acabas un cómic como este primer volumen de Marshal Bass, solo puedes contar los días que te restan para disfrutar del próximo, y es que la nueva colaboración entre la dupla croata Darko Macan e Igor Kordey, el tándem formado para aquella ucrónica historia de Incas conquistadores en “Nosotros, los muertos”, es un rotundo éxito.

Marshall Bass nos cuenta una cruda historia del Far West basada en un personaje real, el primer sheriff negro del cuerpo de los U.S. Marshal que acostumbrado a lidiar con la muerte en numerosas ocasiones, tendrá como misión la de infiltrarse en una banda de negros forajidos para acabar con ella desde dentro. Disculpen el término “negro” empleado por el autor que firma estas líneas ya que se le busca un sentido despectivo…o tal vez sí, porque si algo deja claro Macan con su guión es que no se va a edulcorar una pizca este western.

Y es que el haber elegido como nombre de este primer tomo el de “Black & White” adquiere si cabe más sentido al reflejar todo el racismo presente en dicha época y que adquiere mil caras en todo el cómic. Desde la del propio teniente Helena de los Marshal que utiliza a Bass, el protagonista, como infiltrado debido al parecido del mismo con el forajido Bill Derby…a los careos que tiene con personajes blancos y de su misma raza lo largo de todo el libro.


Bass es un hombre duro, capaz de lidiar con una encomienda que pondrá en juego su vida, algo que su mujer no dudará en echarle en cara, pero la recompensa va más allá del buen salario que recibe como U.S. Marshal al optar a gozar de un reconocimiento social si consigue atrapar a una banda de delincuentes que tienen atemorizada a toda la región. La historia no nos ofrece un pasaje para tratar el origen de Bass y tampoco se echa en falta ya que Macan es capaz de perfilar por completo al personaje a lo largo de las 56 páginas que componen el libreto.

Una historia que no escatimará en momentos duros, violencia explícita en ciertos momentos y varios momentos de impacto con un guión muy cuidado donde priman los personajes. Por su parte el dibujo de Kordey, sobre todo de escenarios es sencillamente increíble, con un dibujo que porta con orgullo la bandera de los grandes estándares del arte europeo que el balcánico imprime a sus creaciones. Además el bueno de Igor supervisa el color, un complemento vital en ciertas partes como un pasaje de noche donde los tonos de azul marcarán la pauta ideal para el transcurrir de la historia con un momento bastante tenso para el protagonista.

Mención especial a un par de splash pages cargadas con un centenar de detalles y que dotan al cómic del necesario toque de espectacularidad. Cabe señalar que esta historia es perfectamente autoconclusiva pero se nos deja un cebo final para el segundo volumen “Asesinatos familiares”. Mientras nos limpiamos de la boca el polvo del camino podemos decir tras leer la primera entrega de Marshal Bass que ha sido un viaje fantástico, un abrazo al buen cómic europeo de autor que en este primer libro ha disparado directo a la diana.

Reseña: Marshal Bass Black & White (Darko Macan)


El sello DC Black Label sigue siendo estandarte de productos pata negra y la obra que hoy nos ocupa cumple a la perfección con el estándar de calidad que se le presupone por la denominación de origen. Brian Azzarello y Lee Bermejo ya dejaron constancia de la buena sintonía que crean juntos y su nueva unión para DC Black Label se esperaba con muchas ganas.

En este primer volumen de Batman Condenado, Azzarello ha recuperado el espíritu de la historieta de gama alta con el que nos sorprendió en Joker, aquella joya corta pero intensa donde nos mostraba a un Joker descarnado, crudo y mordaz como solo una mente afilada puede llegar a concebir. Tanto fue así que muchos lamentamos que Batman solo se limitara a un breve cameo en las viñetas finales, pero ahora el autor estadounidense ha puesto solución a eso con este cómic.

En Batman Condenado, el bueno de Bruce arrancará la historia escapando a duras penas de la muerte de una manera que no le es posible concebir. Al poco empezaran a acecharle miedos del pasado unidos al temor de una amenaza casi mística y la incertidumbre de no saber quién ha matado al Joker. Pasajes de su niñez se entretejen con el presente mientras recuerda los problemas por los que atravesaba la relación de sus padres.

Enseguida veremos como el talentoso guionista de Cleveland echa mano de la caballería para dotar de más cuerpo al cómic y John Constantine hace su aparición a la primera señal de ocultismo que se presenta y se atribuye un papel de narrador en los hechos que Batman va a vivir en primera persona a lo largo de estas páginas. Pero la galería de personajes DC no termina ahí ni mucho menos, ya que figuras tan emblemáticas como Deadman tendrán un papel fundamental para mostrar cierta ambigüedad a los ojos de Wayne.

Además, este último en un alarde de genialidad, protagonizará una fantástica escena en la que seremos testigos de cómo el mejor detective tiene que echar mano de su pericia con el disfraz, una de las facetas heredadas de Sherlock Holmes que más me gusta ver siempre plasmada en los cómics del murciélago. En los mencionados flashbacks tendremos un conato de historia de orígenes del personaje usando a una versión infantil de La Encantadora, un personaje que casa a la perfección con el tono místico del cómic.

Todo ello con un viñetado para los diálogos que huye del intrusismo de los bocadillos para dejar las palabras suspendidas con maestría en las ilustraciones de Bermejo. Porque hay que destacar el arte de Lee Bermejo y sus dibujos de trazos tan marcados que van a sacar todo el provecho posible para lucir con un acabado de color de sobresaliente usando pocos tonos en cada página pero con un dibujo impecable reforzado por la fantástica iluminación del entintado.

Sin duda la editorial ECC ha dado en el blanco con el cartoné y el formato medio como herramienta para este primer libro de 48 páginas, algo que por extensión puede sonar raro pero que pone al alcance del bolsillo una encuadernación de lujo que puede ser nuestra por poco más de 10 euros. Solo podemos pedir que cuanto antes nos sirvan otra ronda de Batman Condenado.

Reseña: Batman Condenado (Brian Azzarello) Libro Uno


Volvemos una semana más con otra edición de nuestros variados “Reseñas de Maná” en el que analizamos JUMP Force, Bury me My Love, Far Cry New Dawn, My Memory of Us, Kingdom Hearts III, METRO Exodus, y God Eater III. Que disfrutéis.
 

¡NUEVO PROGRAMA! RDM 5x27 – Reseñas de Maná: Kingdom Hearts III, Metro Exodus, Far Cry New Dawn…


La serie numerada de Star Wars llega a su tomo recopilatorio número 5 de la mano de Planeta Cómic y esta vez lo hace para traernos una doble trama que promete seguir expandiendo las posibilidades de la franquicia galáctica dentro y fuera de la pantalla. De la mano de Jason Aaron encargado del guión y dibujo de Salvador Larroca, viejos conocidos de la casa, pondrán el broche artístico a este volumen que recoge las grapas 26 a 30 de la colección.

El cómic enlazará la historia con el Big Three (entiéndase Luke, Leia y Han) decidiendo no rescatar a C-3PO, quien se halla a bordo del destructor imperial que habían robado, tras haber sido hecho prisionero por el escuadrón Cicatriz, un grupo de comandos enviado por Vader para dar caza a nuestros héroes. Desde las primeras páginas, el guión se esfuerza con éxito en mostrarnos a un grupo de personajes muy reconocible, donde los chascarrillos de 3PO gracias a su carácter de “pelmazo” consiguen arrancar una sonrisa al fan.

Luke se trata de perseguir a R2 D2 quien ha tomado prestado un ala X para rescatar a su amigo en un plan suicida, e inutiliza la nave del joven Skywalker, quien todavía no ha llegado a encontrarse con el maestro Yoda en Dagobah, evitando que este le pare los pies. Mientras el astrodroide de Luke repara su nave a la deriva, nuestro héroe retoma una nueva lectura del diario de Obi Wan Kenobi, elemento recurrente en la colección, y que sirve de trampolín para contarnos historias paralelas a la trama central.

En esta ocasión el protagonista del arco argumental será el maestro Yoda, algo que siempre es motivo de celebración para su legión de fans, y que aquí veremos en su faceta más mística aunque también demostrando por qué es considerado como un guerrero legendario. El Jedi llegará a un sistema alejado de la civilización atraído por una llamada de la Fuerza que nunca antes había experimentado. Al aterrizar en el árido planeta, será testigo de la lucha encarnizada entre dos bandos rivales, de aspecto tribal y formado única y exclusivamente por niños. Este recurso no es nuevo ni mucho menos, y de hecho el conflicto entre dos bandos en la saga ha estado presente en múltiples ocasiones incluyendo los cómics, tal y como os dijimos en la reseña de Anakin & Obi Wan.

Pero esta vez, veremos a Yoda afrontar momentos en los que estará superado por las circunstancias, una decisión polémica del equipo de guionistas que personalmente no me ha terminado de convencer sabiendo de lo que es capaz este guerrero milenario. Y es que los niños del planeta son guardianes de unas piedras con un gran poder místico y que potencian el uso de la Fuerza, por lo que incluso Yoda aprenderá nuevos conceptos sobre este asunto y tendrá que enfrentare a la amenaza de la omnipresente montaña, temida y venerada a partes iguales por los escasos y jóvenes pobladores.

Al mismo, tiempo en la época actual, Luke viajará a ese mismo planeta para descubrir más cosas sobre ese misterioso Jedi, cuya identidad permanecerá en el aire para no interferir en la trama de la trilogía original de películas. Esta dualidad en la historia permite que tengamos ciertos alivios en pasajes algo menos dinámicos. En definitiva, una trama muy interesante que tan solo repite la fórmula del protagonista central mediando en un conflicto entre facciones rivales.

El arte de Larroca luce de escándalo, con una representación de personajes replicados a la perfección con los actores que los encarnaron en su día, mostrando un gran abanico de expresiones sin perder un ápice de verosimilitud. Además, el detalle en modelados y fondos ayuda a darle mucho más empaque a la historieta, dejando un muy buen sabor de boca en el apartado visual. Una sensación que refueza a la perfección el color de Edgar Delgado, apoyando especialmente el juego de luces de Yoda en su enfrentamiento a los retos que se le plantean en la montaña.

Antes de la habitual galería de portadas alternativas, el tomo recoge el Anual II, donde se nos mostrarán aventuras de la princesa Leia guionizadas por Kelly Thompson y con Emilio Laiso al frente de unos lápices algo más austeros, pero donde veremos a nuestra heroína batiéndose el cobre por si misma contando con la ayuda de Pash Davane, otra mujer de armas tomar.

Una nueva historia de Star Wars, un nuevo enemigo y el formato más cómodo para disfrutar de más aventuras en esa galaxia muy, muy lejana.

Reseña: Star Wars (tomo recopilatorio) nº 05


Esta semana hablamos del retorno del rey de los Survival Horror, Resident Evil 2 Remake vuelve con un JUEGAZO tan bueno como lo fue el original de 1998. Conoce los misterios de la comisaría de Raccoon City junto a Leon S. Kennedy y Claire Redfield mientras huimos de Mr. X en esta tertulia marca de la casa. ¡No acepte imitaciones! Que disfrutéis.
 

¡NUEVO PROGRAMA! RDM 5x26 – Monográfico: RESIDENT EVIL 2 REMAKE


Después de leer este 'El puente del Troll' y tras reposar su lectura unos días, seré sincero y diré una semana, no sé cómo enfocar la reseña de este cómic. Son tantas las capas y los matices de esta pequeña fábula que uno puede perderse entre los pliegues que producen las numerosas interpretaciones que es capaz de dar de sí esta pequeña obra de Neil Gaiman. Y es que este pequeño cuento, de menos de 10 páginas, aborda temas tan sensibles como la ingenuidad humana, el paso a la madurez, de las decisiones tomadas y sus consecuencias o el inexorable paso del tiempo que transforma, queramos o no, nuestro mundo. Un pequeño relato que es una adaptación de la fábula noruega de los tres machos cabríos, en la que tres cabritos deben engañar a un troll que vive bajo un puente. Neil Gailman adaptó y modernizó este cuento para niños escandinavo y lo incluyó en su novela de relatos cortos 'Humos y espejos' para convertirse finalmente en este cómic gracias a la editorial Dark Horse.

El puente del troll nos cuenta la historia de Jack, un niño con una maravillosa imaginación, tan grande que solo puede ser comparada con su inocencia, al que seguiremos en su camino vital desde la más tierna infancia hasta la madurez y en la que se mezclan de manera difusa fantasía y realidad. El autor nos hace testigos de su niñez, de su primer beso, de sus miedos y seremos espectadores de su paso a su crecimiento como persona, como adulto. Totalmente alejado a lo que seguro imaginaba de niño y que seguramente ese niño no reconocería si se lo cruzara por la calle. Un texto rico en matices y temas con los que reflexionar siempre que uno quiera, ya que puedes quedarte solo en la superficie y solamente ver una bonita fábula sobre la vida.

Pero si el argumento no te hace releer el cómic varias veces el dibujo si que hará que una vez termines la última hoja vuelvas de nuevo al principio. El trabajo de Collen Doran solo se puede clasificar como obra de arte. Su trabajo con los pinceles es maravilloso. La luz que imprime en los dibujos hace que casi puedes sentir la maravillosa pureza de la imaginación infantil de Jack. Collen trabaja las acuarelas con una maestría incomparable consiguiendo hacer que esa luz que se cuela entre las hojas de los árboles convierta los bosques de la campiña inglesa en un lugar lleno de magia. El tratamiento del color que la artista hace en este cómic es maravilloso. El cómic arranca con una primera parte del libro está llena de colores vivos y suaves tonos pastel que conforme avanza la historia se van apagando para tomar un tono oscuro y lúgubre hacia el tramo final. Pero Collen hace esa transición de manera tan sutil, tan suave, que apenas somos conscientes de este cambio hasta que no hemos llegado a las últimas páginas del cómic. Es inevitable perderse en las páginas y dibujos de Collen. Como digo un trabajo que no solo está a la altura del texto que representa sino que en mi (como siempre infundada) opinión, lo supera con creces.

Como ya os podéis imaginar por las líneas anteriores no puedo dejar de recomendar esta extraordinaria obra que en apenas 70 páginas condensa una historia tan bonita y hermosa como cruel y amarga, y que Planeta Cómic nos trae, en una cuidada edición, para que seamos testigos de la magia que puede contener una simple fábula.

Podéis adquirir este cómic aquí por 20€

Reseña: El puente del Troll (Neil Gaiman)